domingo, 23 de abril de 2017

Los premios se entregaron por 8º año.


Mientras que algunos arrinconan, y hasta expulsan de las aulas de bachillerato a la Literatura, en Alanís cada año y desde hace ocho, al menos en una tarde se la acoge con cariño y entusiasmo. Cariño y entusiasmo que ella nos devuelve con creces durante toda la vida. 


Fue ayer el día elegido. Música de gaitas de Michele Moriccini (gran músico y mejor persona) para recibir a seis premiados: cuatro por el Premio Extraordinario Cervantes 400 años después, dos por el VIII Premio Juan de Castellanos. Abrí el acto y rápidamente di paso a una carta que el anterior Alcalde de Alanís, Cecilio Fuentes, nos había enviado a petición de ALAS, para que de algún modo, la persona que hizo posible la celebración de la parte cervantina este año pudiera estar presente. Al escrito, que invitaba a la reflexión sobre la misión de la Literatura en nuestra sociedad, que ensalzaba la labor de ALAS en nuestro pueblo y en nuestra comarca, le prestó voz nuestro tesorero Luis Narbona Niza. Continuaron mis palabras para recordar la necesidad de ir encauzando e implicando a todos los agentes sociales y políticos posibles en el proyecto para la celebración del 500 aniversario del nacimiento de Juan de Castellanos en Alanís, suceso que tendrá lugar en el año 2022.

Con prisa porque los actos se acumulan para nuestras entidades por estas fechas, Julio Alejandre Calviño y Pepa Gómez Bustamante, el primero Presidente de Entre Pueblos y la segunda Presidenta del Ateneo de Azuaga, dieron lectura a sus trabajos ganadores en el certamen cervantino, relato corto y poesía respectivamente; y tras recoger sus premios partieron sin dejar terminar el acto por compromisos con sus agrupaciones en Azuaga.

Los premios escolares fueron para dos alumnas del IES Sierra del Agua de Guadalcanal: Daniela Escote y Beatriz Chaves, relato y poesía. Ellas empezaron el día mucho antes en la emisora de COPE Sierra Norte, donde contestaron a las preguntas del siempre colaborador Emi Caro, y anticiparon detalles del acto posterior con la lectura de sus trabajos. Por la tarde, recibieron el calor, el cariño y los ánimos de todos los presentes en la entrega de premios para que continúen en esta senda de la escritura que tan jóvenes las reconoce.

Para cerrar el acto se entregaron los premios Juan de Castellanos a dos conocidos ya en el gremio de los premios literarios nacionales y en nuestra comarca. Juan Carlos Pérez López, que antes de llevarnos de viaje a la celda del Alzheimer con su relato, alabó la labor de entidades como ALAS en la proyección de los escritores que, como él, pujan por hacerse un hueco en el mundo editorial que les permita vivir de la escritura. José Quesada, que esta vez repetía por Alanís como poeta, recordó su infancia en Villanueva del Río y Minas, viendo pasar los trenes que subían para la Sierra Norte sevillana, en los que nunca llegó a subir, y los comparó con este tren de Literatura que ya le ha traído dos veces en dos años.

Michele Moriccini, que merece no solo mi gratitud infinita, sino la del pueblo de Alanís entero, fue el encargado de cerrar el acto con uno de sus muchos instrumentos musicales.

Quiero dar las gracias a todos los que de alguna manera participaron y colaboraron con la celebración de este evento, empezando por los Ayuntamientos de Alanís y Malcocinado, a la Alcaldesa Eva Ruíz y a Loli López, al Ministerio de Cultura, a Cecilio Fuentes, a la Fundación Obra Social de la Caixa; a Radio Sierra Norte: Emi Caro y Rafael Diéguez; a los miembros del jurado: Lola Franco, Koki Flores y Ángel González. A los que aportaron su trabajo para la celebración: Merche Gallego, María Luisa Barbero, a Luis Narbona, a Pepe Espínola... y a todos los que nos acompañaron desde el público con su calor y sus aplausos. GRACIAS.

Leopoldo Espínola

No hay comentarios:

Publicar un comentario