lunes, 9 de mayo de 2016

"Aquel gesto como de pantalón corto", de Amando García Nuño. (Premio de Poesía Juan de Castellanos 2016)

                                                         
El sol naciente borrará ese nombre 
de la escarcha rosada del cristal
(Joan Margarit)

A no ser que ese amigo de la infancia
se atreva a descubrirme,
puedo dormir tranquilo, nadie sabe
cómo era mi mirada en aquel tiempo,
el gesto sorprendido
de aquel chico con sueños en flequillo,
que viajaba hasta el centro de la tierra
desde el fondo de un .libro,
pero era incapaz luego
de hacer un agujero con la pala
en la mellada arena de los parques,

queda también mi hermana,
algún vecino que me cruzaba a veces,
profesores, tenderos, y una tía
con la que descubrí
como querer las cosas sin amarlas,       
seres que me miraron con cariño
para impedir, con ello,
mi escapada hacia el fondo de las cosas,

pero todos son viejos,
y a estas alturas pueden confundir
su memoria de mí con un boniato,
hay momentos donde uno
pierde hasta los espías de su historia,
quema en la chimenea sus mentiras,
se siente libre, al fin,
con su ayer olvidado en un altillo,

insisto, la única persona,
muertos mis padres y huidos mis amores,
que puede descubrir
esa superchería de emociones
que simulé sentir sin pretenderlo,
es aquel chico de rodillas sucias
que jugaba conmigo
a empujar chapas por los terraplenes,
el amigo que me prestaba cromos
y un día descubrió
que yo perdía siempre,
                                     que en el fondo
había nacido para ver el mundo
desde el furgón de cola,
seguro ya, a esos años,
de que vivir era superchería,
el amor, humo, y los flanes, de sobre...

Pues bien, aquel muchacho
que alguna vez podría denunciarme,
hoy me ha amigado en facebook
e insiste en publicar
esas fotografías de un pasado
en pantalones cortos,
verdades inconfesas y bocatas
de salchichón de Vich, esas fotos
que acaso me delatan
porque me observan desde un tiempo antiguo,   

nunca es fiable un amigo de la infancia
con todo lo que sabe de quien fuimos,
vistas así las cosas
habrá que bloquearle de mi muro,
no quisiera tener –a estas alturas-
que hacerme otro perfil
cuando quedo tan bien con ese gesto
tan altivo, tan digno,
tan máscara virtual,
                                con ese gesto
como de andar de vuelta de mí mismo.


Amando García Nuño
Premio de Poesía Juan de Castellanos 2016

4 comentarios:

  1. Precioso y como siempre directo al sentir.Felicidades Amando.

    ResponderEliminar
  2. Un gran ppoema, sin duda. De esos que a uno no le importaría haber escrito. Felicidades al autor y al Jurado por haberle dado luz.
    Un abrazo
    Eduardo

    ResponderEliminar
  3. Cierto Eduardo y gracias por la parte que me toca. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sí, sí, buen poema. El premio de Alanís no deja de crecer. Ánimo. Y felicitaciones a Amando.

    ResponderEliminar