domingo, 8 de febrero de 2015

Desnudeces



Cuento las horas y me digo:
¿Qué es un día?
¿Acaso no fue ayer igual que hoy?
Otro sueño tirado a la basura.
Mañana un camión pasará
cargado de bolsitas de papel.
Todas llevan dentro veinticuatro horas 
impolutas, vacías, intrascendentes,
todas sin mí,
pero conmigo…

3 comentarios:

  1. En tu breve pero acertada reflexión, para mi un día "ES UN RELÁMPAGO EN LA ETERNA OSCURIDAD DEL INMENSO ESPACIO" Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Un gran pequeño poema como este requiere, Luis, de muchas bolsitas, muchos fragmentos de uno mismo, y muchos días. Menos mal que este no decidiste dejarlo para el camión.

    ResponderEliminar