domingo, 30 de noviembre de 2014

Fallo del IV certamen de poesía navideña D. Leopoldo Guzmán Álvarez

Despertó la mañana arañando el sol unas imponentes nubes blancas de aborregadas formas y matices sutiles, que dejaban atrás la última borrasca y las seráficas lluvias que nos regala generosamente este benigno otoño que vivimos. Noviembre acababa con el día de hoy y éste era el elegido para fallar el IV premio de poesía navideña D. Leopoldo Guzmán Álvarez. Matinal de un domingo perfecto para el paseo campestre, o para la degustación de unas migas; pero antes, como no, la obligación. Con las prisas de las postreras horas llegaron los últimos trabajos que sumaron la centena larga de poemas presentados y que obligó al jurado a un esfuerzo extra y generoso. Llegados desde todos los puntos de nuestra geografía, incluso allende los mares, representan un muestrario de nuestra poesía contemporánea, donde estilos, sentimientos y sintaxis diversa se mezclan en poemas que aluden al espíritu navideño desde sus más variopintas perspectivas. Luego, en la sede de ALAS, café, churros, mantecados e infusiones, en torno a una mesa de debate sano, limpio y decidido; sin prejuicios. La poesía no los admite; al menos no debería. Se van comentando los trabajos, sus virtudes, sus defectos, sus… Algunos caen. Solo puede haber un ganador; aunque muchos más lo merezcan. El nivel es bueno. Poesía de altura y de altas miras. Se leen en voz alta los favoritos. Silencios expectantes. Quedan los últimos. Difícil elección. Pequeños detalles que marcan la diferencia. Y al final: “Natividad. Retablo de nuestra señora de las Nieves.” “Tregua”. “Era noche en Belén”, y “Serpentinas de mirto”. Póker de ases. No va más. No hay más tiempo, hay que decidir. Ingrata labor y satisfacción final al oír a los agraciados. Ganador por unanimidad: “Natividad. Retablo de nuestra señora de las Nieves”. Su autor: D. Andrés Gotor de Astorza. Precioso poema, forma y fondo en armonía y equilibrio. Nos toca de cerca. Habla de nuestra más preciada joya y de una de sus tablas. Tal vez ahí estuvo la diferencia. Quién sabe. El subconsciente trabaja tan en secreto. Los finalistas, dignísimos contrincantes, hermanos en la literatura, magníficos poetas. Lástima que solo pueda haber un ganador. Así es la vida. Toca mediodía. Hora de la cervecita. Bien ganada. Satisfacción entre los presentes. Otro año más que sacamos adelante el envite. Pronto llegará la navidad y la entrega de los premios. Más que el aspecto puramente pecuniario ofreceremos nuestra sincera amistad y abriremos a todos los que nos quieran acompañar nuestra casa y nuestros corazones. Os esperamos.


Luis Narbona Niza
30 de noviembre de 2014


martes, 25 de noviembre de 2014

Eduardo Merino presenta Reunión en Sevilla

Este viernes 28 de noviembre a las 19:30 estaremos, como no podría ser de otro modo, acompañando a nuestro amigo el poeta madrileño y cazallero Eduardo Merino en la Casa del Libro de Sevilla (C/ Velázquez, 8) que viene a presentarnos su penúltimo trabajo: Reunión. Las cosas que me digo.

Editado con Vitruvio en la colección Baños del Carmen, el libro ya fue presentado en Madrid en el Café Comercial el pasado 26 de septiembre. Para esta ocasión sevillana, ha invitado Eduardo a dos grandes poetas, amigos, para que se sienten a su lado: uno por su tierra natural que aunque castellanomanchego por naturaleza, madrileño por residencia: Francisco Caro; y otro por la Sierra Morena que siempre lleva en su pecho, cazallero: Antonio Parrón.
Una cita a tener en cuenta para todos los amantes de la poesía. 

sábado, 22 de noviembre de 2014

Tertulia matinal

El río serpentea entre puentes como si fuera una figura de nacimiento, solo que en lugar de peces, hay canoas y esforzados remeros que se afanan en dibujar estelas en el agua. Los turistas hacen fotos desde el puente de esta Triana viva que envejece en su propia leyenda. Sábado matinal. Otoño que quiere ser primavera. La chaqueta en la mano por el calor y el paseo que se hace corto a fuerza de agradable. Vista al sur, la Torre del Oro. ¡Qué bien le sientan los años! Al norte, otra torre, innombrable. Ni recién nacida está presentable. ¿Qué será de ella cuando cumpla primaveras? Los “mayores de Alas”, o sea, nosotros, hemos quedado para un echar un “reverso”. Ya había ganas. El maestro Federico se hace de rogar y aunque se encuentra en plena forma, parece que no acaba de encontrar el momento de volver a sus orígenes. Viendo el paisaje y su privilegio, le entiendo. D. Mariano, como siempre, bohemio, elegante, distinguido y con su sempiterno aire de intelectual. También parece un viejo motor diesel; pero cuando coge carrerilla no hay quien le pare. Hasta se atreve a recitarnos un precioso poema. De Jacinto y mío, no os cuento nada, porque ya estamos demasiado vistos; aun así, parecemos gente formal y hasta elegante. Paseamos a la orilla del río. Calle Betis. ¡Cuánta historia de esta Híspalis nuestra! Atravesamos el puente y confundidos entre tanto guiri nos hacemos unas fotos de rigor. Cosa de los tiempos y de estos teléfonos a los que llamamos “inteligentes”. Llegamos hasta el que será nuevo mercado gurmet de Sevilla; pero aun anda de preparativos y no es cosa de esperar. El tiempo siempre ha sido oro, hasta para perderlo. Al final terminamos en un velador a la orilla del río. Unas cervezas, unos vinos y conversación. Bueno, sobre todo escuchamos a Federico, ya sabéis como es. Un placer. Atrapamos y aspiramos los momentos como si fueran del aire más puro y como las palomas y los gorriones, el tiempo pasa volando. Tanto ha corrido que llega la hora del “hasta pronto”. Y es que hay mañanas que vuelan…




Luis Narbona Niza

jueves, 20 de noviembre de 2014

Certamen de poemas de Navidad 2014. Una semana.

Leopoldo Guzmán en su huerto
Mientras se ultiman en estos días los detalles para la edición de la I Antología de Poemas de Navidad "Leopoldo Guzmán Álvarez" que, si todo va bien, verá la luz antes de fin de año y que comprende poemas de las tres ediciones anteriores de este certamen, se va apurando el plazo para la recepción de trabajos de la IV edición. A falta de una semana para cerrarlo son más de sesenta los que ya se han recibido en el correo de ALAS. 

El domingo 30 de noviembre se reunirán los miembros del jurado. Ese mismo día se fallará el premio 2014 y por teléfono se le comunicará al ganador/a y a los mencionados/as. Después se hará publico en este blog y se le dará difusión por las redes sociales y a través de COPE Sierra Norte, en la 98.0 de FM.

El acto de entrega de premios, que también será difundido por los mismos medios, tendrá lugar el día 20 de diciembre a las 20 horas en la Iglesia Santa María de las Nieves de Alanís. Acto seguido se ofrecerá a los ganadores y mencionados una cena en la Sede Social del Centro Cívico Juan de Castellanos, organizada por esta asociación.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Fuego hacia el corazón

Una mañana azul de un mes florido
me desperté, y no estaba la esperanza.
Le grité al corazón que, sin tardanza,
se puso a galopar, sobrecogido.

Bordón de ronco fuego, su latido
preguntaba el porqué de tal mudanza,
cómo puede, privado de esperanza,
luchar un corazón encanecido.

Sitiado ya por ese sinvivir,
sentí un rumor de músicas lejanas...
Cuando se vio en el trance de morir,

haciendo contracciones sobrehumanas
mi pobre corazón pudo parir
pequeñas esperanzas cotidianas.


Por esa ilusionante travesía
que es, en esencia, toda vida humana,
sostengo firme el rumbo todavía
mientras arrecia el viento en la mesana.

Cuántas noches, después de un vano día,
cerrando a la impaciencia mi ventana,
me susurró al oído la utopía:
"Hoy no ha podido ser, será mañana".

Al contemplar los surcos que esta frente
abrió a la edad, mi sueño ha protestado.
Y un aluvión de rabia incandescente

me inunda el corazón que, calcinado,
pronto será una lágrima en la fuente
y un rugido en el cielo atormentado.

Ramón Guerrero
Sonetos Irreverentes (Poesías Completas)

sábado, 8 de noviembre de 2014

Hoy, necesarios café y tertulia de noviembre

Cuando el contacto entre los amantes de la poesía —los que la leen, toda a su alcance, porque la aman y, a veces, por ello la compran; los que la escriben por necesidad, subsistencia; los que fabrican poemas en serie, versificadores, que también la aman y la buscan, con más o menos suerte— no es habitual por la escasez de ellos y por las distancias a veces franqueables solo con una buena cartera, nuestros Cafés Tertulia de una vez al mes son, para todos ellos y ellas, alimento indispensable.
Fría mañana la de hoy en Alanís y en Cazalla. Antonio Parrón sin coche, necesitó de los servicios de taxi que se han añadido a los de catering habituales ya a la gerencia de ALAS. Sin coste adicional, el placer de la amistad y de una charla amena de ida y vuelta sobre poesía. Nos esperaban, en casa todavía Celia y la peque Alba, abrigos, carreras; tranquilas Margarita Wanceulen y Sonia Granja en la puerta del Centro Cívico. Impacientes, con adelanto de café, Carmen Carrero, José Antonio Muñoz, Guillermo Jímenez y Luis Narbona, en el bar. Dentro, todo preparado, calefacción incluida. El café apunto. Una cajita surtida con sabor ya a Navidad de mantecados Trigo y un cartucho de churros que hoy llegaron de la Sierra, de la Vega y de la Mar.
Se abrió la caja de Trigo y comenzó la cata. Para abrir boca, un controvertido —porque no todo en poesía, dicen los que saben, debería valer— poema: “La calle arde” del zaragozano Juan Leyva, que forma parte del libro ganador del Ciudad de Badajoz 2014. Los churros volaron. Trigo vencía por goleada. Luis Narbona sin Ipod, con libretilla a lápiz, a la antigua usanza — la deriva poética todo lo puede—, leyó un poema de su próximo libro con resinas de niñez e internados. Aparecieron dos botellitas de las de avión de guinda Miura, que repartimos y nos endulzaron el ratito complicado de buscar fechas para todo lo que queremos hacer en los próximos meses. Así no hay quien para un poema. Muchas cosas, pocas fechas: el 28N Eduardo Merino y Reunión en Sevilla, el 30N fallo del Certamen de Poemas de Navidad, el 5D Nuria de la Fuente y su Silencio Escrito en La Algaba, el 20D entrega de premios del Certamen de Navidad, y si la crisis no arrecia de aquí a allá, el 7F (2015) nuestro desayuno tertulia será en... Prefiero dejaros en vilo con un poema de don Antonio por pista:

Sobre el olivar,
se vio a la lechuza
volar y volar.

Campo, campo, campo.
Entre los olivos,
los cortijos blancos.

Y la encina negra,
a medio camino
de Úbeda y Baeza.

 A la una de la tarde se cerró la caja de Trigo. Nos han quedado. Nos aguardan en un próximo café.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Era un suspiro tu pelo

Castillo de Alanís (Sevilla)
Era un suspiro tu pelo
y quisiste, más que nadie
robarle un trocito al cielo,
que se parase la tarde,
cabalgar entre el olvido
sobre lomos de azabache.
Quisiste, parar el tiempo,
pintar de color el aire,
entretenerte, desnuda
en un desierto de sales,
jugar, a que no corrían
las agujas ni los mares
y en tu pecho, dos suspiros,
lirios de azúcar y sangre
se deshojaron despacio,
hiriendo de sol tu carne.
A la vuelta de la esquina
el tiempo, que no es de nadie,
iba vistiendo de olvido
la rosa azul de los mares,
la estrella fugaz del gozo
y el verbo de alguna tarde.

Lola Franco

lunes, 3 de noviembre de 2014

A la poesía

Como al viejo Quijote me ha herido tu locura,
luchando sin descanso en un campo severo;
me has roto y abollado la espada y el sombrero
y llevo la tristeza marcada en la figura.

Por estandarte, ondeo mi soledad madura
y el pensamiento, sólo, para el escudo entero;
por no tener no tengo ni galgo ni escudero,
ni tierra preparada para la sepultura.

Pasarás por mi vida cual sueño alucinante,
dejándome en la tarde con mi dolor, tendido,
y el alma polvorienta de tu camino eterno.

El lomo desollado del flaco Rocinante
me llevará despacio por la vejez, vencido,
hacia la paz ganada o al merecido infierno.

Antonio Parrón
de Tiempo de Palabras (Tertulia Literaria "La colina")