viernes, 26 de septiembre de 2014

Reunión, las cosas que me digo de Eduardo Merino

     
A diálogo de Otoño huele este libro que tengo entre mis manos. A noche a la luz de un flexo sobre la soledad de un escritorio, ante el blanco vacío y moribundo de la aún muda hoja de papel. Huele a ausencias, huecos que permanecen llenos de vida en la muerte lenta de la memoria. A la esperanza con la que se viste la amistad sincera y a su distancia a veces. Y a viaje largo y solitario en la quietud de un sillón desde el que la vida y los sueños transcurren abrazados, desgranando palabras desde páginas como fértiles llanuras espigadas.

     Reunión, las cosas que me digo estará esta tarde en Madrid entre las manos de su autor y en su voz para mostrarse al mundo. A partir de las 19:30 Eduardo Merino, el poeta, nos dirá todas estas cosas que se dice te dice en este su último poemario. Será en el Café Comercial (Glorieta de Bilbao). Para ello se acompañará de Pablo Méndez de Ediciones Vitruvio, y de otro poeta, David Morello.

 La vejez es un país

La vejez es un país que se acerca.
Un paso elevado hacia la nada
un dolor que acrecienta la mirada
de quien siente que vive en la frontera.
Es territorio hostil que te socava
la memoria dormida y fatigada.

La vejez es un país que se acerca.
Una calle que recorre mi espalda.
Una esquina que nunca desespera.

Eduardo Merino
"Reunión"

3 comentarios:

  1. Enhorabuena Eduardo. Recibe el aliento de la sierra morena sevillana. Aunque no podamos estar físicamente presentes, sabes que cuentas con nuestro reconocimiento y nuestra amistad. Un abrazo y ya nos contarás cosas de esta reunión de sentimientos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias a ALAS por ocuparse siempre de mis cosas. Y gracias Leo y Luis, por vuestro apoyo. La sierra siempre va conmigo y además estiuve acompañado, muy bien acompañado, por Antonio Parrón y por Mari.
    Un abrazo para todos.
    Eduardo

    ResponderEliminar
  3. Hola Eduardo,al leer tus letras presiento como la vejez la miras como una carga , sé porque ya doy mis primeros pasos por ella, que no son aquellos pasos ágiles de la juventud pero, siempre miro la vejez como una meta alcanzar, más que un final del camino te mando un poema con otro punto de vista más positivo sobre la vejez espero que te guste


    A continuación de los sesentas
    aprendemos que sumar es más.
    Que la vida empieza a dar sus frutos
    y más por más, es más al cuadrado…
    Que el amor no es enamoramiento
    y las arrugas no son escamas ,
    que son huellas del tiempo.
    Que la capa del joven es corta y ligera
    la del viejo larga y prieta
    Que con los años se hacen historias.
    Que no hay noches sin sus días.
    Que no hay huellas sin pasos
    y no habrá victoria sin derrota
    ni vida sin el paso de los años.
    Que las cenizas también queman
    y un soplo de amor las vuelve llama .
    Y somos barca que avanza veloz
    con las velas de experiencia al viento
    Porque más allá de los sesenta
    el mar de las ilusiones nos espera
    vestida con el más hermoso manto,
    de un rojo y brillante crepúsculo.
    Un abrazo Carmen

    ResponderEliminar