lunes, 1 de septiembre de 2014

Diversidad


Te sueño demasiado. Tal vez 
por eso bostezo en la mañana.
La sombra de tu cuerpo 
se alarga hasta mi boca
y abre mis fauces, como imagino
tus piernas libidinosas.
No sé qué haría sin ti,
sin ese latido en mi interior;
probablemente me quedaría dormido
y me echarían de la vida.

Luis Narbona Niza 2014 ©

6 comentarios:

  1. Precioso poema Luis, dulce y hermoso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Kiyo "no tas colao"? . Brevisimo gran poema. Pertenece a textos de mi selectivo gusto. Me animas a publicar un poema erótico "casto" que escribí hace muchos años y fue premiado por la Asociación Itimaz de Sevilla. Creo que en esta línea también puedes escribir hermosos
    poemas. FELICIDADES. Un abrazo. Fede.


    ResponderEliminar
  3. Veo dos poemas aquí. Uno más hacia la superficie: cuerpos, erotismo, sensualidad... Otro en la profundidad del poeta: musas, inquietud, poesía... Un solo poema pero con doble filo.... Felicidades Luis.

    ResponderEliminar
  4. Terminaréis sonrojándome con tanto halago y haciendo que abandone el género. No ha sido más que la inspiración de una tarde de playa, cuando uno no tiene nada mejor en qué pensar. Cinco minutos de sopor estival y falta de sueño.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Luis me ha encantado y me ha sorprendido gratamente esta nueva línea de poesía erótica- sutil tuya.
    Te animo a que te inspires más veces en la playa y a que sigas cultivando el género.Solo la sensibilidad que te caracteriza puede hacer brotar tan bellos pensamientos...
    ¡¡Enhorabuena!!

    ResponderEliminar