sábado, 8 de febrero de 2014

Añoranza


Hoy no sé qué vestido llevas puesto,
tampoco ayer, quizás mañana.
Hoy no sé si es el blanco de mi gusto,
o el rojo intenso que tanto te gustaba.
Hoy no tendré tu mirada en mi mirada
ni aspiraré el perfume de tu piel,
no robaré besos a tu boca,
ni entenderé lo que siente hoy mi ser.
No despertaré con el primer canto del gallo,
ni vestiré con los primeros rayos del sol
alegre y esperando tu llegada,
alerta al paso del tiempo.
Hoy quiero ser la espera que espera,
la esperanza confortada, el alma...

No hay comentarios:

Publicar un comentario