sábado, 27 de diciembre de 2014

Presentación de la I Antología de Poemas de Navidad "Leopoldo Guzmán Álvarez" de Alanís.

Esta noche a partir de las 20:00 horas en la Sede Social del  Centro Cívico Juan de Castellanos de Alanís, se presenta la I Antología de Poemas de Navidad, de Adlibitum Ediciones, resultado de las cuatro ediciones de los Premios de Poesía Navideña Leopoldo Guzmán Álvarez de Alanís. Intervendrán por parte de la Asociación Literaria de Alanís y Sierra Norte, los poetas Luis Narbona Niza y Leopoldo Espínola Guzmán, por parte de Adlibitum Ediciones, su director Ismael Rojas. En el acto se hará entrega de los ejemplares correspondientes.a los mecenas presentes que han contribuido en esta edición. Además se leerán algunos poemas con el acompañamiento musical de Michele Moriccini. Al término del acto tomaremos una copa de vino.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

NATIVIDAD. RETABLO DE NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES

NATIVIDAD. 
RETABLO DE NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES
Un poema de Andrés Gotor de Astorza de Bormujos (Sevilla)
Ganador del IV Certamen de Poesía Leopoldo Guzmán Álvarez de Alanís.

Dorado en el alba y el atardecer, la aurora y el ocaso.
Natividad, pasión y muerte. Resurrección.
Dorados tonos de Magnificat, de loa, de alabanza,
de previos paisajes y anuncios, de arcángeles,
de alas blancas.
Y el propio Dios que quiso regalarse
el mejor de todos los regalos,
y diose así una madre,
para sí mismo.
Natividad, de tonos gualdos,
y púrpuras de capas, de monarcas orientales,
que adoran al príncipe de la vida.
¡Qué hermoso don del pecho de madre que
alimentará la luz y la esperanza!
Y en esos áureos destellos de altares y retablos,
observo al bebé e intuyo al hombre
que caminará sobre las aguas.
Adivino al maestro que multiplicará los panes
y los peces,
y que hará del agua, vino.
Me percato de la fuerza de su mano,
que sana al leproso, da vista al ciego,
voz al mudo y a los muertos, vida.
Descubro el Evangelio
de los pobres,
del amor inmenso a las criaturas,
del Padre Nuestro y el Pregón de la Montaña,
de la Resurrección.
No mires María, escenas que hoy no tocan.
No alcances a mirar en fecha como esta,
siquiera el resplandor, color de sol
y Eucaristía,
de una última cena,
no mires su coronación de espinas,
ni, aún, su cruz que redime al mundo,
incluso tu Stabat Mater.
Navidad en Alanís, y ante su retablo, se postran los pastores,
y María, mira tan sólo a su regazo.
Gozo inmenso,
el momento feliz del nacimiento.

martes, 23 de diciembre de 2014

TREGUA





TREGUA
Un poema de Flora Jordán Ortiz, de Ronda (Málaga)
Mención Especial del Jurado
IV Premio de Poesía Navideña Leopoldo Guzmán Álvarez de Alanís
“Christmas is for sharing”
“La Navidad es para compartir”
(Mensaje navideño de la cadena de supermercados británica Sainbury´s)

A los soldados caídos en la 1ª Guerra Mundial.

Cien años más tarde, sentimos el frío de aquellas trincheras,
el aliento de los soldados, las manos machacadas y sin fuerza,
el silencio rojo de la noche sin sangre,
el pájaro que se posa en la alambrada y no canta.

Las horas de guardia se tornan insoportables.
¿Cuánta miseria cabe en un hombre?
De repente, unas voces se alzan entre el odio
y se escucha un “Stille Nacht” cada vez más potente
desde el lado enemigo.

Un disparo seco. Una cabeza blanca
con las manos en alto
se eleva
y sale como un Cristo Redentor.

Los soldados del otro bando elevan sus roncas voces,
copan los árboles de caracolas y sobres de música
que siguen retumbando
en nuestros tímpanos cien años después…

Enemigos que se cruzan en la Nochebuena de 1914
y no pueden odiarse.
Según algunos, el partido de fútbol nunca tuvo lugar,
tampoco el intercambio de regalos.

Me conformo con pensar que no es posible la idea
de la muerte la noche de Nochebuena,
entonces y ahora,
que tú también me das una tregua.

Premios de Poesía Navideña, Villancicos, Ketelbey y la caridad.


Como siempre los imprevistos tienen la última palabra. Se había roto el micrófono inalámbrico de la Iglesia. Con la patrona en un rincón, La Banda de Música local ocupaba todo al pie del Altar Mayor hasta el emboque del pasillo central: un laberinto de sillas blancas, focos por el suelo, bosque de atriles negros para pentagramas blancos, cables como raíces en un humedal, trombones, tambores, xilófono, clarinetes, flautas, hasta una batería... Uniformes oscuros para una noche fría, helada, aunque hay personas a las que el frío les es ajeno. Pero los cables de los micrófonos no llegaban hasta el punto en el que debiera colocarse el atril desde el que se leerían los dos poemas, primero y segundo clasificados, de esta IV edición del Certamen de Poesía de Navidad Leopoldo Guzmán de Alanís. Recordando pregones de otro tiempo más cálido y aún por llegar, se ubica por fin el estrado sobre la escalinata, en el ábside, al pie del retablo que sería objetivo de todas las miradas en un momento concreto de la velada que estaba a punto de comenzar.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Entrega de Premios del IV Certamen de Poesía Leopoldo Guzmán Álvarez de Alanís


Este sábado, a las 8 de la tarde y ante "la joya de la Diocesis de Sevilla" según denominó al retablo de la Iglesia de Alanís el señor Arzobispo don Juan José Asenjo Peregrina en una visita al pueblo, entregaremos los IV Premios de Poesía Navideña Leopoldo Guzmán Álvarez.

Ante todo queremos agradecer a la Banda de Música de Alanís y al Coro Parroquial el que nos hayan hecho un hueco al comienzo de su concierto benéfico para este acto, ya que cuando fuimos a solicitar la Iglesia a don Juan Escaño, Cura de Alanís, ya habían reservado ambas entidades esta noche para su actuación.

martes, 9 de diciembre de 2014

LA BALADA DEL AMOR TARDÍO de Dulce María Loynaz


Busto de Dulce María Loynaz

Amor que llegas tarde,
tráeme al menos la paz:
Amor de atardecer, ¿por qué extraviado
camino llegas a mi soledad?

Amor que me has buscado sin buscarte,
no sé qué vale más:
la palabra que vas a decirme
o la que yo no digo ya...

Amor... ¿No sientes frío? Soy la luna:
Tengo la muerte blanca y la verdad
lejana... -No me des tus rosas frescas;
soy grave para rosas. Dame el mar...

Amor que llegas tarde, no me viste
ayer cuando cantaba en el trigal...
Amor de mi silencio y mi cansancio,
hoy no me hagas llorar.

jueves, 4 de diciembre de 2014

El libro que buscaba, un poema de Esther Prinz Díaz

Brillas en mi hechizada penumbra,
me atrae tu silencio susurrante,
¿acaso eres el libro que buscaba?
Las ciencias parecen estar dormidas
en tus valiosas hojas apretadas,
y se levantan cual seráfico flogisto
del consistente códice; su propio lecho,
donde libres, estaban atrapadas.

Se despiertan las historias renovadas,
entre flotantes realidades y ficciones.
Se eleva la humanidad entera,
y nuevamente tus signos se encadenan,
otra vez como un día cualquiera
a mi mente famélica de memorias,
como aves que aparecen en el aire
en instantáneas y celestes travesías.

Hay gravedad en tus argumentos,
y gravedad en mis ansiosas visiones;
al leer la vida, el tiempo y tus novelas,
cuando cerrado esperas ser descubierto,
cuando abierto quieres ser interpretado.
Refugio benefactor de incontables saberes,
eres la experiencia, el saber, la técnica,
siempre eres el libro que buscaba.

martes, 2 de diciembre de 2014

Mi lápiz




Tengo un lápiz entre mis dedos.
Lo elevo a la altura de mi vista
y le mantengo firme la mirada;
me desafía,
el malnacido se sabe importante.
Sus ojos se fijan en los míos
arañando incesantes mis pupilas.
Hay un desprecio sordo, atávico,
impregnado en el negror de su grafito.
Le obligo a bajar, a arrodillarse
y besar el albo cristal de mi papel,
limpio, brillante, inmaculado, vacío…
Traza nervioso caracteres mágicos,
grafías indescifrables, letras
que no sé de donde vienen,
palabras que se forman
y, presuntuosas, pretenden ser 
parte de un verso.
Al final, cansado y aburrido,
desganado y triste,
derrotado,
lo dejo caer a un lado
y vuelvo a mirarlo con melancolía.
Es entonces cuando,
 desde la humillación,
 le escucho decir:
“¿Y tú te crees que eres poeta?” 

©Luis Narbona Niza 2014

domingo, 30 de noviembre de 2014

Fallo del IV certamen de poesía navideña D. Leopoldo Guzmán Álvarez

Despertó la mañana arañando el sol unas imponentes nubes blancas de aborregadas formas y matices sutiles, que dejaban atrás la última borrasca y las seráficas lluvias que nos regala generosamente este benigno otoño que vivimos. Noviembre acababa con el día de hoy y éste era el elegido para fallar el IV premio de poesía navideña D. Leopoldo Guzmán Álvarez. Matinal de un domingo perfecto para el paseo campestre, o para la degustación de unas migas; pero antes, como no, la obligación. Con las prisas de las postreras horas llegaron los últimos trabajos que sumaron la centena larga de poemas presentados y que obligó al jurado a un esfuerzo extra y generoso. Llegados desde todos los puntos de nuestra geografía, incluso allende los mares, representan un muestrario de nuestra poesía contemporánea, donde estilos, sentimientos y sintaxis diversa se mezclan en poemas que aluden al espíritu navideño desde sus más variopintas perspectivas. Luego, en la sede de ALAS, café, churros, mantecados e infusiones, en torno a una mesa de debate sano, limpio y decidido; sin prejuicios. La poesía no los admite; al menos no debería. Se van comentando los trabajos, sus virtudes, sus defectos, sus… Algunos caen. Solo puede haber un ganador; aunque muchos más lo merezcan. El nivel es bueno. Poesía de altura y de altas miras. Se leen en voz alta los favoritos. Silencios expectantes. Quedan los últimos. Difícil elección. Pequeños detalles que marcan la diferencia. Y al final: “Natividad. Retablo de nuestra señora de las Nieves.” “Tregua”. “Era noche en Belén”, y “Serpentinas de mirto”. Póker de ases. No va más. No hay más tiempo, hay que decidir. Ingrata labor y satisfacción final al oír a los agraciados. Ganador por unanimidad: “Natividad. Retablo de nuestra señora de las Nieves”. Su autor: D. Andrés Gotor de Astorza. Precioso poema, forma y fondo en armonía y equilibrio. Nos toca de cerca. Habla de nuestra más preciada joya y de una de sus tablas. Tal vez ahí estuvo la diferencia. Quién sabe. El subconsciente trabaja tan en secreto. Los finalistas, dignísimos contrincantes, hermanos en la literatura, magníficos poetas. Lástima que solo pueda haber un ganador. Así es la vida. Toca mediodía. Hora de la cervecita. Bien ganada. Satisfacción entre los presentes. Otro año más que sacamos adelante el envite. Pronto llegará la navidad y la entrega de los premios. Más que el aspecto puramente pecuniario ofreceremos nuestra sincera amistad y abriremos a todos los que nos quieran acompañar nuestra casa y nuestros corazones. Os esperamos.


Luis Narbona Niza
30 de noviembre de 2014


martes, 25 de noviembre de 2014

Eduardo Merino presenta Reunión en Sevilla

Este viernes 28 de noviembre a las 19:30 estaremos, como no podría ser de otro modo, acompañando a nuestro amigo el poeta madrileño y cazallero Eduardo Merino en la Casa del Libro de Sevilla (C/ Velázquez, 8) que viene a presentarnos su penúltimo trabajo: Reunión. Las cosas que me digo.

Editado con Vitruvio en la colección Baños del Carmen, el libro ya fue presentado en Madrid en el Café Comercial el pasado 26 de septiembre. Para esta ocasión sevillana, ha invitado Eduardo a dos grandes poetas, amigos, para que se sienten a su lado: uno por su tierra natural que aunque castellanomanchego por naturaleza, madrileño por residencia: Francisco Caro; y otro por la Sierra Morena que siempre lleva en su pecho, cazallero: Antonio Parrón.
Una cita a tener en cuenta para todos los amantes de la poesía. 

sábado, 22 de noviembre de 2014

Tertulia matinal

El río serpentea entre puentes como si fuera una figura de nacimiento, solo que en lugar de peces, hay canoas y esforzados remeros que se afanan en dibujar estelas en el agua. Los turistas hacen fotos desde el puente de esta Triana viva que envejece en su propia leyenda. Sábado matinal. Otoño que quiere ser primavera. La chaqueta en la mano por el calor y el paseo que se hace corto a fuerza de agradable. Vista al sur, la Torre del Oro. ¡Qué bien le sientan los años! Al norte, otra torre, innombrable. Ni recién nacida está presentable. ¿Qué será de ella cuando cumpla primaveras? Los “mayores de Alas”, o sea, nosotros, hemos quedado para un echar un “reverso”. Ya había ganas. El maestro Federico se hace de rogar y aunque se encuentra en plena forma, parece que no acaba de encontrar el momento de volver a sus orígenes. Viendo el paisaje y su privilegio, le entiendo. D. Mariano, como siempre, bohemio, elegante, distinguido y con su sempiterno aire de intelectual. También parece un viejo motor diesel; pero cuando coge carrerilla no hay quien le pare. Hasta se atreve a recitarnos un precioso poema. De Jacinto y mío, no os cuento nada, porque ya estamos demasiado vistos; aun así, parecemos gente formal y hasta elegante. Paseamos a la orilla del río. Calle Betis. ¡Cuánta historia de esta Híspalis nuestra! Atravesamos el puente y confundidos entre tanto guiri nos hacemos unas fotos de rigor. Cosa de los tiempos y de estos teléfonos a los que llamamos “inteligentes”. Llegamos hasta el que será nuevo mercado gurmet de Sevilla; pero aun anda de preparativos y no es cosa de esperar. El tiempo siempre ha sido oro, hasta para perderlo. Al final terminamos en un velador a la orilla del río. Unas cervezas, unos vinos y conversación. Bueno, sobre todo escuchamos a Federico, ya sabéis como es. Un placer. Atrapamos y aspiramos los momentos como si fueran del aire más puro y como las palomas y los gorriones, el tiempo pasa volando. Tanto ha corrido que llega la hora del “hasta pronto”. Y es que hay mañanas que vuelan…




Luis Narbona Niza

jueves, 20 de noviembre de 2014

Certamen de poemas de Navidad 2014. Una semana.

Leopoldo Guzmán en su huerto
Mientras se ultiman en estos días los detalles para la edición de la I Antología de Poemas de Navidad "Leopoldo Guzmán Álvarez" que, si todo va bien, verá la luz antes de fin de año y que comprende poemas de las tres ediciones anteriores de este certamen, se va apurando el plazo para la recepción de trabajos de la IV edición. A falta de una semana para cerrarlo son más de sesenta los que ya se han recibido en el correo de ALAS. 

El domingo 30 de noviembre se reunirán los miembros del jurado. Ese mismo día se fallará el premio 2014 y por teléfono se le comunicará al ganador/a y a los mencionados/as. Después se hará publico en este blog y se le dará difusión por las redes sociales y a través de COPE Sierra Norte, en la 98.0 de FM.

El acto de entrega de premios, que también será difundido por los mismos medios, tendrá lugar el día 20 de diciembre a las 20 horas en la Iglesia Santa María de las Nieves de Alanís. Acto seguido se ofrecerá a los ganadores y mencionados una cena en la Sede Social del Centro Cívico Juan de Castellanos, organizada por esta asociación.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Fuego hacia el corazón

Una mañana azul de un mes florido
me desperté, y no estaba la esperanza.
Le grité al corazón que, sin tardanza,
se puso a galopar, sobrecogido.

Bordón de ronco fuego, su latido
preguntaba el porqué de tal mudanza,
cómo puede, privado de esperanza,
luchar un corazón encanecido.

Sitiado ya por ese sinvivir,
sentí un rumor de músicas lejanas...
Cuando se vio en el trance de morir,

haciendo contracciones sobrehumanas
mi pobre corazón pudo parir
pequeñas esperanzas cotidianas.


Por esa ilusionante travesía
que es, en esencia, toda vida humana,
sostengo firme el rumbo todavía
mientras arrecia el viento en la mesana.

Cuántas noches, después de un vano día,
cerrando a la impaciencia mi ventana,
me susurró al oído la utopía:
"Hoy no ha podido ser, será mañana".

Al contemplar los surcos que esta frente
abrió a la edad, mi sueño ha protestado.
Y un aluvión de rabia incandescente

me inunda el corazón que, calcinado,
pronto será una lágrima en la fuente
y un rugido en el cielo atormentado.

Ramón Guerrero
Sonetos Irreverentes (Poesías Completas)

sábado, 8 de noviembre de 2014

Hoy, necesarios café y tertulia de noviembre

Cuando el contacto entre los amantes de la poesía —los que la leen, toda a su alcance, porque la aman y, a veces, por ello la compran; los que la escriben por necesidad, subsistencia; los que fabrican poemas en serie, versificadores, que también la aman y la buscan, con más o menos suerte— no es habitual por la escasez de ellos y por las distancias a veces franqueables solo con una buena cartera, nuestros Cafés Tertulia de una vez al mes son, para todos ellos y ellas, alimento indispensable.
Fría mañana la de hoy en Alanís y en Cazalla. Antonio Parrón sin coche, necesitó de los servicios de taxi que se han añadido a los de catering habituales ya a la gerencia de ALAS. Sin coste adicional, el placer de la amistad y de una charla amena de ida y vuelta sobre poesía. Nos esperaban, en casa todavía Celia y la peque Alba, abrigos, carreras; tranquilas Margarita Wanceulen y Sonia Granja en la puerta del Centro Cívico. Impacientes, con adelanto de café, Carmen Carrero, José Antonio Muñoz, Guillermo Jímenez y Luis Narbona, en el bar. Dentro, todo preparado, calefacción incluida. El café apunto. Una cajita surtida con sabor ya a Navidad de mantecados Trigo y un cartucho de churros que hoy llegaron de la Sierra, de la Vega y de la Mar.
Se abrió la caja de Trigo y comenzó la cata. Para abrir boca, un controvertido —porque no todo en poesía, dicen los que saben, debería valer— poema: “La calle arde” del zaragozano Juan Leyva, que forma parte del libro ganador del Ciudad de Badajoz 2014. Los churros volaron. Trigo vencía por goleada. Luis Narbona sin Ipod, con libretilla a lápiz, a la antigua usanza — la deriva poética todo lo puede—, leyó un poema de su próximo libro con resinas de niñez e internados. Aparecieron dos botellitas de las de avión de guinda Miura, que repartimos y nos endulzaron el ratito complicado de buscar fechas para todo lo que queremos hacer en los próximos meses. Así no hay quien para un poema. Muchas cosas, pocas fechas: el 28N Eduardo Merino y Reunión en Sevilla, el 30N fallo del Certamen de Poemas de Navidad, el 5D Nuria de la Fuente y su Silencio Escrito en La Algaba, el 20D entrega de premios del Certamen de Navidad, y si la crisis no arrecia de aquí a allá, el 7F (2015) nuestro desayuno tertulia será en... Prefiero dejaros en vilo con un poema de don Antonio por pista:

Sobre el olivar,
se vio a la lechuza
volar y volar.

Campo, campo, campo.
Entre los olivos,
los cortijos blancos.

Y la encina negra,
a medio camino
de Úbeda y Baeza.

 A la una de la tarde se cerró la caja de Trigo. Nos han quedado. Nos aguardan en un próximo café.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Era un suspiro tu pelo

Castillo de Alanís (Sevilla)
Era un suspiro tu pelo
y quisiste, más que nadie
robarle un trocito al cielo,
que se parase la tarde,
cabalgar entre el olvido
sobre lomos de azabache.
Quisiste, parar el tiempo,
pintar de color el aire,
entretenerte, desnuda
en un desierto de sales,
jugar, a que no corrían
las agujas ni los mares
y en tu pecho, dos suspiros,
lirios de azúcar y sangre
se deshojaron despacio,
hiriendo de sol tu carne.
A la vuelta de la esquina
el tiempo, que no es de nadie,
iba vistiendo de olvido
la rosa azul de los mares,
la estrella fugaz del gozo
y el verbo de alguna tarde.

Lola Franco

lunes, 3 de noviembre de 2014

A la poesía

Como al viejo Quijote me ha herido tu locura,
luchando sin descanso en un campo severo;
me has roto y abollado la espada y el sombrero
y llevo la tristeza marcada en la figura.

Por estandarte, ondeo mi soledad madura
y el pensamiento, sólo, para el escudo entero;
por no tener no tengo ni galgo ni escudero,
ni tierra preparada para la sepultura.

Pasarás por mi vida cual sueño alucinante,
dejándome en la tarde con mi dolor, tendido,
y el alma polvorienta de tu camino eterno.

El lomo desollado del flaco Rocinante
me llevará despacio por la vejez, vencido,
hacia la paz ganada o al merecido infierno.

Antonio Parrón
de Tiempo de Palabras (Tertulia Literaria "La colina")

jueves, 30 de octubre de 2014

A Miguel Hernández



La vida te alumbró en su chozo austero
ausente a la labor de la cultura,
pastor de soledad, tu dentadura
rechinó a tu destino de yuntero.

Del surco seco, a golpe jornalero,
tu mano apalabró en la agricultura
la voz de libertad, con la armadura
que cruje el yugo al cuello temporero.

Mordió tu verso el llanto de la muerte,
saló tu huerto el mar de la amargura,
como el rayo, al que amó por sus canteros.

Siguió tu estrofa ciega de tu suerte,
huérfano de piel, fuerte de ataduras
te halló, inocente, tu sepulturero.

Leopoldo Espínola

martes, 28 de octubre de 2014

VESTIDA DE PALABRAS



Se vistió, de hermosas
y sutiles palabras, y se fue…
Acariciando todos los sentidos.

Jugó, entre sabanas bordadas
rozando la piel, de aquellos
que pudo seducir.

Desplego sus encantos,
coqueteando con sus amantes
entre sus labios, probó
y gozó las mieles del amor.

Nada detuvo su frenética pasión,
la bebió sorbo a sorbo, lentamente,
y fue, la diosa, entre las diosas.

Regaló su virtud, a quien quiso amarla,
vistiéndose de novia, de amante y de puta.

Mientras hombres y mujeres
la adoraban y caían rendidos
entre sus pérfidas redes.

A veces, dominó el destino
de los que la abrazaban y gozaban de ella.

Otras veces,
con ingeniosas metáforas,
los sedujo, sin importarle
que serian esclavos de sus dulces
y perversos encantos.

Desnudó sus onduladas curvas
letra a letra, vocablo a vocablo,
y fue dejándose ver,
entre cándidas e insinuantes silabas.

Utilizando la música
en una danza sensual, embrujo,
con el mágico elixir de los verbos,
llenando de placer todos los sentidos,
de aquellos que escuchaban sus ritmos.

Sus bellos y seductores encantos,
los dejó prendidos
en el mundo imaginario
de las páginas de un libro,
y en la voz rota o melodiosa de un poeta.

Y solo, por el placer, de ser,
una hermosa y simple poesía.

Carmen Pacheco Sánchez
Cazalla de la Sierra, 2104

martes, 14 de octubre de 2014

A la soledad de un bosque....

A la soledad de un bosque
aparta un hombre la suya y
deja allí que guíe la hojarasca
sus pasos hacia el rumor de
donde brota, oscura, la lejanía.

Un mismo soñar a ambos
confunde, y con una voz sola
canta el bosque el sueño del
hombre y del bosque el
sueño el hombre canta.

Hojas escritas penden de las
ramas que el Sol alumbra. Nadie.


Práxedes Ortiz

Castañas


La deseaba:
Imaginaba en ella mi niñez
ausente y lejana,
mi juventud turbia y estéril;
su color brillante y cobrizo
la hacía palpitar entre mis dedos;
mis ojos desprendían 
lujuria y pasión:
Deseo.
La acaricié suavemente
y soñé despierto;
el agua derramada en mi boca,
el pecho acelerado y galopante.
 Se acercaron mis labios
y unos dientes de marfil
mordieron su cuerpo 
áspero, sutil.
Lástima:
De aquella bella castaña
solo paladeé un gusano blanco…


Luis Narbona Niza 2014®

viernes, 10 de octubre de 2014

A ras de cielo


Golpean el mármol,
indiferente a tu donaire,
que exhala su brillo
 en el reflejo de tus piernas.
Le oigo suspirar, aliviado
en su tintineo sordo y seco.
Al respirar te imagina,
como yo, te ve
desde su atalaya inversa
y te desea.
Quisiera ser mármol y escalón,
para verte bajar las escaleras 
con el seco golpear de tus tacones,
el sutil contoneo de caderas,
 el vuelo rasante de tu falda
a ras de cielo y sueño,
a ras de íntimo deseo.



©Luis Narbona Niza 2014

lunes, 6 de octubre de 2014

El Pintado: rogativa otoñal


Más que bienvenida, lo del sábado en El Pintado fue una rogativa para que llegase de una vez el Otoño. ¡Qué calor! Y de hojas amarillas y secas, cero patatero. Lo más amarillo el huevo frito solar que desde el cielo nos sacudió con toda su ira. Y lo más seco, por supuesto, nuestras gargantas. Menos mal que a un tiro de piedra La Herradura tenía las neveras pertrechadas. Tirando de cerveza, de agua y de refrescos pudimos aguantar hasta que las sombras de los álamos y unos cuantos compasivos cúmulos nos dieron un respiro.

Pero esto no nos asustó. A las 11 y media caminata por lo que fueron las veredas que sirvieron para la construcción de la presa, allá por los años 40. Centenares de pequeñas casillas de piedra derruidas, sin techos porque se hicieron de ramas, en unas laderas imposibles, que dieron cobijo a los trabajadores de aquella megaconstrucción, nos dieron una idea de las condiciones infrahumanas en las que se llevaron a cabo las obras. Un sendero con dos fuentes, una de agua con la puerta cerrada y la otra de poesía con el pecho abierto, Antonio Parrón y su Soplo de las horas, libro del que sin duda podemos decir fue escrito en 2004, pero para ser recitado este día, al menos algunos de sus poemas. A él y a su hijo Abraham con sus socios de Turnature tenemos que agradecer este día inolvidable.

Tarde por motivos de distancia y de agenda, el percusionista Julio Prenda con Anima Vitae, su furgoneta llena de arte flamenco, nuestros compañeros en la organización del evento, montaron su escenario al Sol. Cantaores, uno de los tres californiano que cantaba en español como yo el Let it be de Lenon en inglés: de oído; un guitarrista espectacular con orígenes mediorientales, y una bailaora oriental pero que parecía nacida en Triana. Comentario entre el público asistente: “Esta gente como aprenda lo acabará haciendo mejor que nosotros”.

Tras las cervezas, las migas, la paella y la caldereta, un salmantino, Santiago Huete, de La Alberca, que se ha pasado toda su vida recopilando información y conocimientos sobre la música tradicional y popular de aquellas tierras castellanas, nos regaló en la sobremesa unos momentos únicos con sus cribas, garbanzos, panderos, cucharas, sartenes, cencerros, su bondad, su humor y su penetrante voz castiza.

Con el café llegó el turno a lo nuestro, la poesía, los microrrelatos, los romances populares… Itimad primero, bien pilotados por su presidente Agustín Pérez, que dejó a su compañero Ramón la exclusiva del adelanto de la presentación del próximo número de la revista Aldaba que será hoy en el Centro Cultural el Tejar del Mellizo, a las 20:00 horas, en los Jardines de Murillo de Sevilla. Segundos nuestras amigas de Entre Pueblos, Campiña Sur colindante, Ludy Mansilla su guapa presidenta, que reclama con su mirada ese mar azul que le falta a Extremadura; nos regalaron su libro Universos de Papel, poesía y prosa de calidad, tan cerquita de nosotros. Luego nosotros, ALAS, Luis Narbona, Lola Franco, Jacinto García con una carta del gran ausente por motivos de salud, nuestro maestro Federico Serradilla, que se ha publicado en este blog un poco más abajo; también nuevos, Manuel Rodríguez López que debutó con una preciosa elegía ante un micrófono, al que después de abierto se acercaron muchos amigos espontáneos. Y un profesional en el arte de la escritura, como el novelista José Ruiz Mata que, de paso por Cazalla, quiso sumarse a la reunión y nos leyó un poema —nos intentó dejar claro que no es poeta, cosa que, puedo afirmar que no es cierta después de lo escuchado— que forma parte de uno de los capítulos de su última novela La casa de los Abad.

Un joven y desenfadado grupo de la tierra que anda abriéndose camino en el difícil mundo de la industria discográfica de hoy, “La casa de la abuela” con su fusión flamenco-rumba-rock, fueron el broche de fiesta y despedida. Con el Sol agotado, dejándose resbalar por detrás del intruso y por suerte decadente bosque de eucaliptos que cede su lugar al pinar, poblador original de aquellos parajes; y con la intención de reunirnos más veces antes de final de año, y de repetir en el próximo allí, o en otro de los bellos lugares naturales que nos ofrece nuestra Sierra Morena, nos fuimos marchando por donde llegamos, unos antes, otros aguantaron más, otros… todavía andarán por allí.

viernes, 3 de octubre de 2014

Querido Otoño

Entre la Giralda y la Torre del Oro amanece un sol radiante de luz otoñal. El agua de este milenario Guadalquivir ha cambiado de color, ahora es de un azulado gris que invita a soñar. Las palomas que pueblan esta vieja calle Betis, cruzan sus vuelos haciendo piruetas como felicitándose por la llegada del Otoño. El cielo es de un suave celeste incomparable. ¡Cuánto daría cualquier “guiri” del mundo por estar ahora mismo, en este privilegiado balcón en el que me encuentro! Mas yo, sempiterno Alanisense, recuerdo con superior entusiasmo el amanecer de mi pueblo siendo niño, con aquél sol que rebasando el Cerro Gallego inundaba de una luz especial ese rincón peculiar y entrañable que llamamos La Plazoleta y aquél espacio (hoy tan cambiado) de El Parral, con aquellos enormes árboles que, llegado el otoño, tintaban sus hojas con ese subyugante amarillo-oro que de forma tan genial utilizaron los inolvidables Murillo y Velázquez.
Es verdad que tú, Otoño, eres muy provocador de nostalgias y melancolías para el alma, mas el corazón poeta se inunda de sentimientos tan profundos, que necesita buscar las palabras más bellas para cantarte.
Los dos llevamos ochenta y tres años juntos, mas tú, entrañable amigo, parte imprescindible de La Naturaleza, seguirás siendo un eterno joven inspirador de musas, yo, humilde poeta, me iré en breve pero con el alma y el corazón henchidos de gozo por haber vivido tantos periodos juntos mi querido Otoño.

Federico Serradilla Spínola
Septiembre 2014

viernes, 26 de septiembre de 2014

Reunión, las cosas que me digo de Eduardo Merino

     
A diálogo de Otoño huele este libro que tengo entre mis manos. A noche a la luz de un flexo sobre la soledad de un escritorio, ante el blanco vacío y moribundo de la aún muda hoja de papel. Huele a ausencias, huecos que permanecen llenos de vida en la muerte lenta de la memoria. A la esperanza con la que se viste la amistad sincera y a su distancia a veces. Y a viaje largo y solitario en la quietud de un sillón desde el que la vida y los sueños transcurren abrazados, desgranando palabras desde páginas como fértiles llanuras espigadas.

     Reunión, las cosas que me digo estará esta tarde en Madrid entre las manos de su autor y en su voz para mostrarse al mundo. A partir de las 19:30 Eduardo Merino, el poeta, nos dirá todas estas cosas que se dice te dice en este su último poemario. Será en el Café Comercial (Glorieta de Bilbao). Para ello se acompañará de Pablo Méndez de Ediciones Vitruvio, y de otro poeta, David Morello.

 La vejez es un país

La vejez es un país que se acerca.
Un paso elevado hacia la nada
un dolor que acrecienta la mirada
de quien siente que vive en la frontera.
Es territorio hostil que te socava
la memoria dormida y fatigada.

La vejez es un país que se acerca.
Una calle que recorre mi espalda.
Una esquina que nunca desespera.

Eduardo Merino
"Reunión"

Barruntando el Otoño

Imagen de Ío
A través del fuego
que está iluminando
mis últimos pensamientos,
veo el devenir inquieto
de mi ya larga vida.

Todo se consume
cual esta lumbre
que a la alborada
solo será cenizas.

Nuevo resurgir
nuevas vidas
en este viejo Cosmos
de idas y venidas.

Mi alma entristece
ante este fuego silente
de llamaradas azules.

Agoniza un pobre poeta
olvidado de la gente.

 
Federico Serradilla Spínola
(en mi ochenta cumpleaño, a modo de epitafio)

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Recital poético de bienvenida al Otoño

Cartel obra de Abraham Parrón Rivero
Desde ALAS queremos darle la bienvenida al Otoño y para eso nos vamos al campo. Nos vamos al Embalse del Pintado en Cazalla de la Sierra. Y no nos vamos solos, de la mano de Ánima Vitae nos reuniremos con buenos amigos: Turnature, la Asociación Carmen Merchán Cornello y la Universidad Emocional. Tendremos paseos guiados por aquel magnífico paraje de eucaliptos, adelfas, moreras, en el que el agua y las vistas son protagonistas... Habrá poesía, toda la que queramos llevar, habrá flamenco y todo abierto al público que quiera asistir. En el restaurante la Herradura tendremos migas y paella a precios especiales... Sin duda una jornada prometedora a la que estáis todos invitados. Apuntad en vuestras agendas:

Sábado 4 de octubre desde las 11:00 de la mañana.... hasta que el cuerpo aguante. 


Leopoldo Espínola

martes, 16 de septiembre de 2014

La Meta



La meta a veces está lejos,
como un punto lejano del corazón.
Allá, en un mapa irreal,
luce como un destello distante
que imaginamos acogedor y placentero.
Mas el camino es largo
y casi siempre, está lleno de nostalgias.
Se suceden los días y los años,
como uvas desgajadas del racimo
que no mojan de néctar nuestros labios.
Siento que lo importante es el camino
y tras el destello,
– sabor agridulce del paladar–
busco de inmediato otro sendero
y otra meta
y otro corazón,
por muy lejos que se encuentren…


(Para mi amigo "Pepe pollo" en su graduación)

®Luis Narbona Niza 2014

viernes, 12 de septiembre de 2014

Epitafio



    Quisiera existir, 
siempre para ti 
y estallar fresca, como una carcajada,
reparar los pedazos del mundo maltrecho
 y mantener la ilusión
para escribir en la noche
ingenios delirantes 
de niña enamorada...

  Quisiera una promesa
sagrada y solemne, 
en papiro lacrado  
y firmado por la Tierra, 
un pacto de amor 
que alimente mi vida 
hasta ganar libertad,
como un preso de Alcatraz
que sana al fin sus heridas.
    
        Pero,
si tengo que morirme,
que me caigan sobre el pecho
derretido y caliente
como un barril de chocolate,
los bosques, las flores,
los libros de texto, 
mis clases de danza y todas las cosas,
que salten las alertas, 
las alarmas de invasión,  
que me sobrevuelen los buitres
vestidos de princesa...
y allá desde lo lejos,
subido en un piano,
aparezca un corazón con todo lo que amo,
que me tatúen sus ojos azules en las manos
para salir volando como una mariposa...
   Y ya en silencio, 
sin culpa ni rencor, 
dejarme llevar
abierta a los enigmas.
  Y con un beso apasionado,
de suaves nubes vestida,
con un poco de nostalgia,
despedirme de la vida
llena de paz...  sin dolor.

...que el viento lea en mi tumba, con cada puesta de Sol:

"Amó todo lo que tuvo
y de tanto buscar, 
encontró."

Lydia González Miret

jueves, 11 de septiembre de 2014

IV Concurso de Poesía Navideña: “Leopoldo Guzmán Álvarez” de Alanís



En el marco de la promoción cultural y recordando a este insigne poeta que, aunque nacido en Don Benito (Badajoz), pasó la mayor parte de su vida en Alanís (Sevilla), donde aún descansan sus restos; la Asociación Literaria de Alanís y Sierra Norte (ALAS) convoca al Tercer Concurso de Poesía Navideña con el objetivo de promover la creación individual en fechas tan señaladas y tradicionales mediante el estímulo a la expresión poética, para lo que hace públicas las siguientes

BASES

1. Podrán participar todos los autores en lengua castellana que lo deseen siempre y cuando puedan asegurar su asistencia al acto de entrega de premios que será el día 20 de diciembre de 2014 a las 20:00h. en la Iglesia Santa María de las Nieves de Alanís, en caso de ganarlo.

2. El participante enviará un poema en lengua castellana, original, rigurosamente inédito, que no haya sido premiado en otro concurso.

3. Los poemas serán siempre sobre algún tema relativo a La Navidad.

4. Los poemas tendrán una extensión mínima de CATORCE (14) versos y máxima de CUARENTA (40) versos, escritos en lengua española, en tipo de letra Times New Roman o Arial, mecanografiados a 1,5 espacio por una sola cara, en tamaño DIN A4 (210 x 297 mm).

Los poemas se enviarán por correo electrónico a alasdealanis@gmail.com en dos archivos en formato WORD o PDF, uno titulado “POEMA” con el poema que concursa y otro nombrado con el Lema o el Pseudónimo que contendrá los datos del autor, con email y teléfono de contacto.


5. En la plica se harán constar los datos personales del autor (nombre, apellido, dirección, teléfono, e-mail) y una declaración firmada de aceptación de bases y condiciones de este Concurso, garantizando por escrito expresamente que la obra no se halla pendiente del fallo de ningún otro premio ni de decisión editorial y que el autor tiene, directa o indirectamente, la libre disposición de todos los derechos de propiedad intelectual en las diferentes modalidades sobre la obra.

6. No se mantendrá correspondencia con los remitentes ni se dará ninguna información relativa al seguimiento del Premio. Los originales no premiados ni seleccionados como finalistas serán destruidos.

7. El plazo de admisión de los originales se cerrará el 28 de Noviembre de 2014. En ningún caso podrán retirarse las obras una vez presentadas al concurso.

8. El Jurado estará compuesto por tres miembros de ALAS.

9. El fallo del Jurado será inapelable y se hará público antes del día 10 de diciembre en el blog de ALAS, http://alasdealanis.blogspot.com. Al ganador y a los mencionados se le comunicará por teléfono en el mismo día del fallo.

10. Se establecen un único premio de 100€, diploma, cena y estancia del poeta ganador y un acompañante en un alojamiento rural de Alanís la noche de la entrega de premios. Además se otorgarán cuantas menciones especiales el jurado estime oportunas. Estas irán sin dotación económica, pero con obsequio y diploma.

11. El poema ganador, los mencionados y los 16 (DIECISÉIS) finalistas quedarán en poder de ALAS para su publicación en un volumen antológico, junto a otros trabajos de participantes de otros años, poetas y colaboradores de la Asociación. Los autores de las obras premiadas, los autores de obras con mención y los autores de las obras que lleguen a la instancia final – finalistas- ceden a ALAS todos los derechos de propiedad intelectual sobre las obras y autorizan su publicación en papel o en soporte digital, sin contraprestación alguna. ALAS se compromete a respetar y remarcar su autoría siempre que haga uso de ellas.

12. Toda circunstancia no prevista en las normas precedentes será resuelta por La Asociación Literaria de Alanís y Sierra Norte.

13. La participación en este Premio implica automáticamente la plena y total aceptación, sin reservas, de las presentes bases.

Asociación Literaria de Alanís y Sierra Norte
En Alanís a 11 de SEPTIEMBRE de 2014






















La Junta Directiva

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Epitafio frente al fuego, un soneto de Ramón Guerrero

Uno de los poetas a los que me he lanzado a descubrir este verano me ha llegado de la mano de mi buen amigo y gran poeta Antonio Parrón. En estos tiempos en los que, como afirma el poeta manchego Francisco Caro en su blog Mientras la Luz, la poesía de hoy anda por ahí "sin maestros, sin discípulos...", Parrón  presume de haber sido discípulo de tal vez el último maestro de poetas que ha dado nuestra comarca, y no es otro que el ya desaparecido Ramón Guerrero. Los que comenzamos en este arte echamos de menos gente como él.



Te siento, fuego inquieto, y la mirada
se me enreda en tu hipnótica cintura.
Tú eres mi tiempo: pálida alborada,
nervioso devenir, luz que murmura...


Llamitas de ala azul, de madrugada
brotan del seno de mi sepultura
como suspiros, como una espantada
del corazón frente a su desventura.

Y si la carne eleva su agonía,
y soy yo solo incendio moribundo,
brasa en la cárcel de mi intimidad,

¿por qué me pesa tanto el alma mía...?
Cuando te miro, fuego vagabundo,
le estoy mirando el rostro a la Verdad.

Ramón Guerrero


lunes, 1 de septiembre de 2014

Diversidad


Te sueño demasiado. Tal vez 
por eso bostezo en la mañana.
La sombra de tu cuerpo 
se alarga hasta mi boca
y abre mis fauces, como imagino
tus piernas libidinosas.
No sé qué haría sin ti,
sin ese latido en mi interior;
probablemente me quedaría dormido
y me echarían de la vida.

Luis Narbona Niza 2014 ©

miércoles, 13 de agosto de 2014

Alas en pos de la cultura


En la tarde noche de ayer, día 12 de agosto, tuvo lugar en la biblioteca pública de la localidad de Cazalla de la Sierra, la entrega del premio del XII certamen de poesía “Carmen Merchán Cornello". En esta ocasión el galardón recayó en el biólogo, periodista y escritor D. Francisco García Marquina, con un poema titulado: “Diseño para amar”. Ante el numeroso público asistente, así como autoridades y representantes de diversas asociaciones culturales y literarias como “ Alas de Alanís”, “Jose María Osuna” y “Carmen Merchán” de Cazalla, el autor leyó su trabajo y comentó aspectos de su obra. El presidente del jurado: D. Eduardo Merino, glosó la figura del premiado e hizo una breve reseña bibliográfica del mismo. Tras la celebración del acto, tuvo lugar una cena informal de confraternización, donde pudimos departir con el autor, acompañado para la ocasión por otro destacado poeta: D. Francisco Caro, que mostraron en todo momento su categoría humana y personal y su cercanía y disponibilidad para todos los amantes de las letras y la cultura. Enhorabuena al premiado y a todos los que hacen posible encuentros como el de anoche, especialmente a la familia “Merino Merchán”. Desde Alas queremos mostrar nuestro agradecimiento por poder asistir a actos de este tipo celebrados en nuestra sierra morena sevillana y poder difundir desde aquí todo lo que pueda tener relación con actividades culturales.