lunes, 30 de diciembre de 2013

FELIZ AÑO NUEVO



No le dio lástima ninguna a Antonio Parrón, nuestro poeta cazallero, decir en su intervención en la entrega de premios del Certamen de Poemas de Navidad: “¡Qué año más malo!”, refiriéndose al ya moribundo 2013. De buena tinta sé que para él ha sido de los peores de su vida por razones que no vienen al caso. Pero tal vez sea ese el sentimiento general de la sociedad en estos tiempos de recesión económica. Lo peor es que todo apunta a que esto seguirá igual. Unos dicen que peor, otros que mejor, otros que cuando nos acostumbremos a lo peor, viviremos mejor... No faltan iluminados hoy en cualquier tertulia radiofónica de derecha a izquierda y viceversa, en cualquier tertulia de bar a punto del cierre, o en cualquier tertulia concurrida en la larga cola del INEM... Pero ya nadie se cree a nadie.

El caso es que la vida sigue y aquí estamos nosotros, los españolitos de a pie, con nuestro traje de luces, nuestra montera, nuestro capote dispuestos a que no se nos lleve por delante definitivamente el toro de la crisis económica, y dispuestos a hacer el quite solidario cuando nuestros vecinos se vean enganchados por los pitones de la necesidad. Unos pitones afilados que con sus embestidas están sacando de esta sociedad la mejor cara de sus hombres y mujeres, para combatir la peor. Algo bueno tendremos que extraer de todo esto.

En medio de este huracán y como no podría ser de otro modo, la Cultura se abre camino con el forro de los bolsillos vuelto del revés, con remiendos en los parches de las rodillas y agujeros en las dobles suelas de los zapatos. No da de comer la Cultura y nadie da un duro por algo que no da de comer. Sin embargo, sí hemos podido comprobar que la cultura es canal para la solidaridad. Por eso, los que nos dedicamos a esto de la cultura altruistamente, no sin esfuerzo, a veces con el recelo y la indiferencia como recompensa, sabemos que indirectamente ayudamos a conseguir una sociedad mejor, y mejor quiere decir también solidaria.  

Para estos agentes sociales de la cultura es hoy desde aquí mi deseo de prosperidad y felicidad en el nuevo año que bosteza, para aquellos que desde unas u otras asociaciones culturales se entregan en mayor o menor medida por mantener despierta la semilla de la cultura en esta tierra fértil, pero falta de abono. 

Compañeros y compañeras en la cultura, socios y socias, seguidores y seguidoras de ALAS.

“Feliz y próspero 2014“

Leopoldo Espínola
  

domingo, 22 de diciembre de 2013

"Desde la ventana donde vivo" de Ramón Molina Navarrete, Poema ganador del III Certamen de Poesía Navideña Poeta Leopoldo Guzmán Álvarez de Alanís



En cada Nochebuena, cuando cantan
los gallos los silencios infinitos
y los pedros, sentados a la hoguera
del miedo, andan negando por el frío

conocer al Amor de los Amores,
me asomo a la ventana en donde vivo
y contemplo las luces de una estrella
que se acerca, marcándome el camino.

A lo lejos, escucho mil canciones
alegres y serenas, villancicos
que anuncian claridades, y jolgorio
de platos y de brindis y de ruidos...

Y me pregunto: ¿aquí qué se celebra?
Y el niño que yo fui dice que un niño,
que es Dios, en una gruta, en un pesebre,
cual milagro mayor, nos ha nacido.      

¿Y dónde se halla? ¿Dónde está ese espacio?
Y en el mapa que llevo, aquí, escondido
en la conciencia, busco ese lugar.
Y lo encuentro en la sangre de ese herido

que se da a los demás. Y en la patera
que cruza el mar llevando un amasijo
de sombras sobrehumanas. Y en la cárcel,
donde anidan la culpa y los olvidos.

Y en la mesa del pobre. Y en el llanto.
Y en los ojos del hombre perseguido.
Y en cada corazón esclavizado.
Y en cada soledad. Y entre los trigos.

Y en cada voz que siembra libertad.
Y en medio del dolor, en cada grito.
Y en cada paz del alma que se ofrece.
Y en cada mano abierta que hace amigos...

Está en la Navidad que se celebra
y en Belén, donde el sol ha descendido.
¿He dicho Navidad? ¿Qué es Navidad?
¿Belén? ¿Dónde Belén? ¿Dónde ese sitio?

Navidad es soñar con ser mejores.
Y Belén está dentro de uno mismo.                 

jueves, 19 de diciembre de 2013

Carlos Cano

Andalucía
sabía
a quién le prestaba el alma.

¡Coplas amarillas,
habaneras pálidas!

Tenía en la voz
algo que sonaba
a música antigua
detrás de las palabras.

¡Qué buenos cantores
pare Granada!

Carlos Cano era
melancólico y profundo
y tierno como el agua.

Cuando se murió,
sonó en el viento
como si algo se cerrara.



Antonio Parrón Camacho
"El solplo de las horas"

martes, 17 de diciembre de 2013

Sor Pilar



Sor Pilar, se llama en realidad María Dolores. Cosas del convento. Pasó ya con creces la frontera de los ochenta y anda postrada en una silla de ruedas. Sus manos tiemblan nerviosas por el Parkinson y su cuerpo se va venciendo como un árbol que se secara lentamente. No obstante, hay algo en ella que trasmite serenidad y fortaleza; confianza y afecto. Puedo ver en su cara el reflejo de la felicidad. Sus ojos se mantienen vivos y expectantes y brilla en ellos una chispa que denota profundidad e inteligencia. De su boca, se dibuja una sonrisa permanente y amable y todo su cuerpo desprende alegría. A veces habla atropelladamente y las palabras se acumulan en sus labios pugnando por salir de un surtidor profundo e inagotable. ¡Tiene tantas cosas que decir! Contar toda una vida dedicada a Dios y a los demás. No conozco mucho de ella. Solo es mi paciente; uno más. Pero desde el primer día pude ver que tiene algo de especial. Como un aura que le envolviera en un halo mágico y sutil. No se bien como entablamos conversación sobre nuestros gustos literarios. Yo le hablé de mi última publicación y ella me dijo que también escribía. Me interesé cortésmente por ello y Sor Pilar fue pródiga en explicaciones. En su siguiente visita se presentó como siempre, con su sonrisa en la boca y con un cuadernillo entre sus manos metido en una bolsa de plástico. Cuando terminé mi labor, lo sacó y me lo enseñó. Las pastas forradas de plástico y una foto de Constantina en la portada. El título: Poesías I. Lo abrí al azar y las hojas, ajadas y amarillentas, cobraron vida propia con una letra preciosa de caligrafía y unos dibujos infantiles que adornaban las páginas. Me lo había traído para que lo leyera y yo se lo agradecí. Aquella misma noche, me lo llevé a la cama con la intención de hojearlo y me atrapó de tal manera, que lo leí de un tirón. Me cautivaron su inocencia y su buen hacer literario; su rima fácil y encendida; su frescura y su sinceridad y como no, sus profundas convicciones marianas y cristianas. Su amor a su pueblo y a sus gentes; a sus calles y paisajes; a su virgen del Robledo. A sus recuerdos y sus empeños. Una poesía fresca al alcance de todos y para todos. En cierto sentido, escrito “como los ángeles”. Musicalidad, sentimiento, devoción, amor…
He descubierto en Sor Pilar una persona maravillosa que, en estos días que corren, me devuelve parte de la esperanza en el género humano. Gracias Sor Pilar, por estar ahí.


Luis Narbona Niza


Anochecer en el pueblo,
atardecer en las almas…
Por los campos soñolientos
va tañendo una campana,
esparciendo su sonido 
como esquila enamorada.
Sobre la campiña verde,
sobre las viñas doradas,
sobre las casas que esperan
que caiga la luna blanca…
El eco lo trae el viento
a la sierra y a las casas:
Una voz que dice: ¡Salve!
¡Salve la llena de gracia…!
Airosa suena en la altura
con voz que serena el alma…
Solo el ruido en la calle
quiere ahogar a la campana…
¡Toca más fuerte, más lenta,
despierta, ayuda, derrama…!
¡Como bálsamo caliente
que penetre en las entrañas…!
Y el tráfago no te espante,
que el ruido pronto calla
si se acepta tu sonido:
¡Salve la llena de gracia…!
¡Anochecer en el pueblo,
amanecer en las almas…!

Maria Dolores Trancoso. (Sor Pilar)
Publicado en el libro “La voz del silencio”. Poesía monástica femenina del siglo XX.


viernes, 13 de diciembre de 2013

Entrega de premios del III Certamen de Poesía Navideña Leopoldo Guzmán Álvarez de Alanís

El próximo sabado 21 de diciembre, un día después de que toquen retirada en los colegios e institutos de Andalucía, y unas horas antes de que los niños de San Ildefonso canten el villancico más esperado de todos cuantos suenan en la Navidad española, ALAS entregará el premio al mejor poema navideño de 2013. Será a las 8, después de la misa de tarde en la Iglesia Santa María de las Nieves, ante la pieza artística más valiosa que posee Alanís, su retablo medieval del siglo XV, "la joya de la diocesis" en palabras de don Juan José Asenjo Peregrina, Arzobispo de Sevilla, y ante un belén perfectamente confeccionado por voluntarios y voluntarias de la parroquia.
Nos acompañará, desde Úbeda (Jaén), la ciudad, la tierra y la gente que inspiró durante tantos años al maestro y poeta don Antonio Machado, don Ramón Molina Navarrete, flamante ganador del premio, también maestro y poeta, que vendrá hasta la vasta Sierra Morena sevillana para recitarnos su "Desde la ventana donde vivo", un magnífico Romance Heróico sobre la Navidad, tal y como la ve él, asomado a su ventana del siglo XXI. Un poema formado correctamente y, en mi opinión, acertadamente meditado. Se trata de un escrito que llama al lector a la reflexión personal, a la busqueda interior del verdadero espíritu humano, no falto de merecida crítica a esa religiosidad vacía y vanidosa que en muchos casos campa por nuestros templos. Versos que te envuelven en imágenes, figuras y personajes evangélicos con sencillez y originalidad. Y una sentencia a modo de moraleja para rematar que no deja indiferente a nadie.
También estarán con nosotros las dos Menciones Especiales del Jurado, don Fernando Gayo Sánchez, escritor y poeta de Hoyo de Manzanares, en Madrid y don Antonio José Muñoz Maestre, de Sevilla. Ambos recitarán los poemas con los que se han merecido este reconocimiento.
Recibirá también un reconocimiento el poeta de Alanís José Luis Ortiz, que nos recitará su poema "Desde la nostalgia" que ha logrado estar entre los 16 finalistas seleccionados por el jurado.
Nos acompañará la guapísima y joven soprano guadalcanalense, Cristina Gallego, que con su piano y su impresionante voz interpretará temas acordes a las fechas venideras.
A esto también tendremos que añadir las intervenciones de los poetas locales que a lo largo de esta semana nos iran confirmando su asistencia. Hasta el momento serán Lola Franco, Antonio Parrón Camacho, Luis Narbona y Leopoldo Espínola.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Los ojos de Kate Moss

Crímenes y otros poemas UNO: Manuel Sánchez Chamorro ha pasado por el correo de ALAS, y nos ha dejado un adelanto de lo que será su próximo libro de relatos de terror: "Crímenes y otros poemas". Aires oscuros a lo Poe, tensas intrigas a lo Cortázar... Hipólito G. Navarro se crió en Cortegana, Manuel Sánchez Chamorro en San Nicolás del Puerto, ambos leyeron a los grandes, ambos son grandes...

En una revista, los ojos de Kate Moss. Está todo su rostro, pero lo que están son sus ojos. La hoja de la revista tiembla acariciada por mi mano derecha, el suave satén del papel brillando en mi deseo. Hay una tijera en mi mano izquierda, muy afilada.
Corto ahora esos ojos, muy cuidadosamente. No hay sangre, no hay lágrimas, ni terror, ni gritos. El brillo de la tijera parpadea firme en las pupilas por un momento, y entonces nace allí un azul avivado y metálico, en el papel, en los ojos. El rostro de Kate Moss muestra el desamparo de la mutilación, y su belleza cumple de esta manera todos los requisitos del estigma, está más que completa. Me excito y la tijera baila peligrosamente entre mis dedos, hasta que la tengo que abandonar sobre la mesa.
Después, no sé si mandarle a Kate, por correo certificado, los ojos ciegos, recortados, o su rostro como un troquel macabro, como una calavera incipiente, presentida, adivinada. Ambas cosas son ya formas de crimen, de un crimen aséptico, degradado por el sadismo pobretón de clase media a la que todavía pertenezco: he de reconocer que, por ahora, mis posibilidades económicas y sociales no dan para otra cosa.

Manuel Sánchez Chamorro
(del libro en preparación Crímenes y otros poemas)

lunes, 9 de diciembre de 2013

Soneto navideño

Adorad al niño, que ha nacido enfermo
del humilde vientre de Santa María;
resuenen las tolvas de la lotería
y los Reyes traigan la mirra en un termo.

Quitad del pesebre la murria y el muermo,
pues su vida dura lo que dura el día;
no le tengáis lástima, tened alegría
que el que muere escapa de un desierto yermo.

Adorad al niño enfermo en su cuna,
porque lleva un mismo pañal y sudario,
más blanco que el lino que cubre la luna.

Adorad al niño que perece a diario
mamando del pecho de la madre hambruna,
como cualquier niño que vive un calvario.


Lusi Miguel Rubio Domingo
enbuscadeltiempoperdido@hotmail.es

viernes, 6 de diciembre de 2013

Don Ramón Molina Navarrete, de Úbeda (Jaén), gana la 3ª Edición del Certamen de Poesía Navideña Leopoldo Guzmán Álvarez de Alanís

En el transcurso del Café Tertulia de hoy viernes 6 de diciembre de 2013 que miembros de ALAS han celebrado en la Sede Social del Centro Cívico Juan de Castellanos de Alanís, se ha fallado el III Certamen de Poesía Navideña Leopoldo Guzmán Álvarez de Alanís. El jurado, compuesto por Sonia Granja Guerrero y Luis Narbona Niza, ha otorgado el premio por unanimidad al poema "Desde la ventana donde vivo", presentado bajo el pseudónimo de Rarías. Consultada la plica correspondiente resultó ser de don Ramón Molína Navarrete.
Ramón Molina Navarrete
Natural de Úbeda (Jaén). Nació en 1951. Estudia Magisterio en SAFA. Maestro de profesión, ejerció un curso como formador en el Seminario de Jaén y, tras aprobar oposiciones, nueve años en el Colegio SAFA de Villanueva del Arzobispo. En 1981 se trasladó a Úbeda, al C.P. “Juan Pasquau”, del que ha sido Director durante 12 años. A partir de septiembre de 1998, y por once años, imparte clases como profesor de Geografía e Historia en el I.E.S. “Los Cerros”. A comienzo del curso 2009/10 se traslada a Jaén, donde ejerce, hasta septiembre de 2011, en el Colegio “Cándido Nogales”. Es poeta, escritor y dramaturgo. Ha dado infinidad de recitales, pregones y conferencias. Ha publicado más de una veintena de libros y colaborado en gran cantidad de revistas y periódicos,así como en radio. También ha puesto letra a varias composiciones musicales. Ha obtenido numerosos premios. Dirige los Grupos de Teatro Maranatha y Santa Cena. Y desde 1981 a 2011, dirige la revista IBIUT, que fundó.

Han sido Menciones Especiales del jurado los poemas: "Me reclama..." de Fernando Gayo Sánchez de Hoyo de Manzanares (Madrid) y "A media noche" de Antonio José Muñoz Maestre de Sevilla.
Los 16 poemas finalistas de esta edición y los de las dos ediciones anteriores podrán encontrarlos AQUÍ.
Desde el mismo lugar se llamó por teléfono al premiado y se le notificó el fallo. La entrega de premios se llevará a cabo el próximo día 21 de diciembre durante el transcurso del II Mercado Navideño de Alanís, en la Plaza del Ayuntamiento. El poeta ganador asistirá y leerá su poema ante todos los asistentes.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Tendido

Tendido sobre el origen de Adán, yace tu cuerpo inerte, esbelto y seco. Tus extremidades inferiores claman retorcidas al cielo buscando explicación alguna de tu desarraigo.
Uno tras otros van pasando a tu lado, pero tu presencia ausente, resulta desapercibida. Ni siquiera hueles, el frío no hace mella en ti. Tú, sí en el frío. Después de muerto, tu futuro, aún, se concibe incierto. Bifurcación de caminos.
Noche a noche, día adía, noche y día, te han obligado a soportar tempestades y sofocos de calor. Con impasibilidad forzada has visto el desgajo de tus hijos, han podado tus alas que querían combatir contra el viento y, a veces, resignadas, bailaban al son de su suspirar meloso acariciando tus dedos. Bifurcación de caminos.
Desaparecerás poco a poco y te fundirás en lo que un día fue tu anclaje. Tu cabeza tornada en ocres cenizos putrefactos volverá a la tierra, alimentará a tu madre.
Apatía del hombre que no repara en reencarnarte, en llevarte a otro hogar en el que bajo tu sombra, vuelvas a cobijar los sueños de una lectora inquieta.

Réquiem por un álamo.

Sonia Granja Guerrero.

martes, 3 de diciembre de 2013

Cerrado el plazo de admisión de poemas para el III Certamen de Poesía Navideña Leopoldo Guzmán Álvarez de Alanís



Un total de 126 poemas han sido definitivamente los que se han recibido para esta III Edición del Certamen de Poesía Navideña “Leopoldo Guzmán Álvarez” de Alanís que organiza nuestra asociación, cuyo plazo se cerró a las 12 de la noche del día 2 de diciembre pasado. Se puede hablar de éxito si comparamos la cuantía del premio con la de otros concursos nacionales sobre poesía, ya que hemos doblado la participación del año anterior.
Los correos con los poemas participantes y sus respectivas plicas nos han llegado en su mayoría desde casi toda la geografía española, así por provincias tenemos Madrid, Sevilla, Córdoba, Malaga, Cádiz, Jaén, Barcelona, Valladolid, Asturias, Ciudad Real, Granada, Badajoz, Valencia, Burgos, Vizcaya, Alicante, León, Navarra, Lleida, Huelva, Almería, Albacete, Zaragoza y Murcia. Se han recibido además un pequeño número de poemas desde países con lengua común como son Argentina, Cuba, Colombia, Perú, México y El Salvador, a pesar de ser condición —según las bases— para optar al premio el asistir al acto de entrega del mismo, que tendrá lugar el próximo día 21 de diciembre durante la celebración del II Mercado Navideño que organiza el Ayuntamiento de Alanís.
Los trabajos ya están en poder del jurado designado por esta asociación: doña Sonia Granja Guerrero, profesora de Lengua Castellana y Literatura en Osuna (Sevilla), Licenciada en Filología Hispánica y el médico y poeta alanisense, el doctor don Luis Narbona Niza. La plica del poema ganador se abrirá en el Café Tertulia del próximo día 6 de diciembre, viernes, en la Sede Social que ALAS tiene en el Centro Cívico Juan de Castellanos de Alanís, al que está invitado todo aquel que quiera asistir y que no haya participado en esta edición. Desde allí mismo se notificará el fallo al vencedor por teléfono. Al día siguiente, el sábado día 7, desde el estand que Radio Sierra Norte coloca en la XVIII Feria de Muestras del Pedroso, se dará lectura al acta del jurado y se invitará a participar a todas aquellas empresas que lo deseen en la Cesta de Navidad que se le entregará al vencedor el próximo día 21.


Leopoldo Espínola

Noche





Noche:
“Tiempo en que falta sobre el horizonte la claridad del Sol”.
(Diccionario enciclopédico Espasa)

“Manos enloquecidas
 de palpar tinieblas”.
(Vicente Huidobro)

“Y hay una noche para cada uno.
Una noche en que la sangre se apropia de otra sangre
 que está desenvolviendo su curso,
en esa hora que para los demás se aleja
como unos ojos cerrados”.
(Félix Pita Rodríguez)




Intento descifrar la noche,
describirla, conocerla,
quiero estudiarla para advertir sus propiedades
pero erro en mi aspiración
de profanar lo que no es mío
y aunque la combato, la sufro,
mi voz es noche, mi mirada,
hasta en mis versos ella se suscribe,
y nada que yo diga o haga
puede paliar sus consecuencias.

de una grafía maldita que se imprime con las sombras,
el escenario perfecto donde los instintos artísticos
recobran su nictálope naturaleza
y se agudizan pudiendo convertir a un hombre, en mito.
Noche provecta, atribulada de misterios
que ha sido y es concreción de lo inaudito,
ya su color me nombra bajo la sentencia del destino.
Noche,
nacencia del silencio, su retórica,
densa metáfora de lo inefable,
esplendor de la oscuridad
que es estación del sueño,
carne de susurro,
lienzo de mí.
En la noche, paráfrasis de lo invisible
mi mente realiza encargos sin contar conmigo.
En la noche, los tiempos
revelan la cadencia asordinada
de un irreverente y primigenio miedo.
En la noche, mi verdadero yo
se desata y corre libremente,
corre, grita y sueña despojado
de las ataduras de la consciencia.
Antes del color, antes del día
fue la noche, pensil vestidura del Universo,
urbe del noctívago atribulado,
desván de sonámbulas pesadillas,
y desde entonces su omniforme pesadumbre
ha recalado siempre en corazones temerosos,
en las almas más débiles,
por eso desde inverosímiles conversiones mentales
hasta los asesinatos más violentos
siempre han tenido lugar en su escalera de claroscuros.
La noche es la duda, el desconocimiento,
el trágico temor, mortal y humano,
un nocturno de violines de madera negra
que trasciende a la ausencia de luz que lo provoca.
Hoy, después del dolor
la noche ha instalado sus enseres en mi mente,
no hay vacío o tierra de nadie
entre los bosques de mi cordura
en que no adumbre, la noche, su son enfermizo,
ni hay palmo de tierra en que yo no excave
sin encontrar su vómito de cieno.
Duermo en la noche, con noche en mi corazón,
y sueño arropado por la oscuridad de las ausencias
que me esperan…
¡Oh, noche de alabandina y ébano!
Ámbito de la tiniebla.

Heberto de Sysmo

La noche es continente y contenido

José Antonio Olmedo López-Amor

lunes, 2 de diciembre de 2013

La maleta

Lo que bajo esta cárcel de tela se esconde
son tesoros que ningún cofre han de llenar.
Queda aquí, como velo raso inadvertido,
el nervio blanco rescatado de la hoja,
el débil roce de la brisa,
un lejano ruido de besos,
todo lo expuesto al soplo.
No hay viaje que iniciar
para el que todo lo tiene,
ningún tren tiene como destino el anhelo.
Allá, a lo lejos, la vorágine del tiempo
no cura las heridas
del frágil corazón
bajo un galope de ciervos.
Los ojos no aceptan
mas que el sueño de su luz,
el del saltador
y su vuelo mortal que nunca acaba.
Queda aquí,un frío silencio tras la penumbra,
un rosario gastado en una iglesia vacía,
el eterno calendario de lo ya vivido.

Vicente Picó Galache