jueves, 27 de septiembre de 2012

Otoño en Alanís



Se viste de gris el cielo,
de nuevo llega el otoño 
y El Parral se convierte
en alfombras de hojas caídas 
del viejo árbol que tantos vecinos
han visto crecer
y regaron con sus propias manos.

Se recogen las sillitas de eneas de las puertas
y los vecinos vuelven a dejar 
huérfanas las calles de su pueblo.
El frió hace a su pueblo cobijarse 
en el cisco y el carbón como en los viejos tiempos.
Llega el otoño y de nuevo
sigue pasando la vida
como las hojas caídas del viejo árbol.

jueves, 20 de septiembre de 2012

En ALAS te esperamos

Descargate AQUI el nº 10

En unos días daremos la bienvenida al otoño en nuestra comarca, aunque climatológicamente hablando parece que se resiste a llegar. Este año, con las fiestas veraniegas más dosificadas en el pueblo de Alanís, parece que se ha disfrutado mejor de todas y de cada una de ellas. Ahora, con los niños y niñas de la localidad estrenando nuevas aulas de un nuevo colegio -aún sin inaugurar por culpa del pez gordo de la política de turno, vete tú a saber por qué- que funciona como puede, abrimos un nuevo curso y un nuevo trimestre en nuestra Asociación. 
Para empezar, tenemos una buena noticia. Aprovechando las viejas clases del "aquel Alfonso Orti, ya perdido", en breve podremos disponer de nuestro propio local. Mientras nos dan las llaves y los poderes necesarios, ALAS sigue su ciclo de ediciones y ya preparamos nuestro número 11 digital. Si quieres participar en él debes enviar tu trabajo al correo habitual de la Asociación o dejarlo por medio de la pestaña de Contacto de la parte superior del Blog. Si eres aficionado o aficionada a escribir poesía, cuentos, microrrelatos, etc., Ánimo, únete a nuestra asociación, sólo tendrás que enviarnos tus textos, si quieres con fotos, y no olvides darnos tu nombre y dirección de correo electrónico. En ALAS te esperamos.

Leopoldo Espínola
Presidente de ALAS. 

domingo, 16 de septiembre de 2012

BIENVENIDA



Remedios, Ángel, Maxi, amigos y compañeros: vais a entrar en una nueva etapa de la vida. Como un gran cambio que es,  produce un poco de desasosiego, incertidumbre, un “no sé si me adaptaré”, pero todo eso pasará cuando  os deis cuenta que la jubilación no es un tiempo para dormir y aburrirse, sino para contemplar el mundo de otra manera, con más serenidad, sin prisas, con la alegría de hacer las cosas que a uno realmente le llenan y le satisfacen.

La cita dice: LA JUBILACIÓN ES DEJAR DE HACER PARA SER, y efectivamente, la jubilación hay que aprovecharla para ser uno mismo, para liberarse de la máscara que las obligaciones laborales exigen llevar, para  reencontrarse con la familia, con las amistades olvidadas, con los demás.

El tiempo de jubilado puede representar, aproximadamente, el 25% de la vida. No debéis desperdiciarlo aburriéndose, amargándose por no hacer “nada de provecho”. Hay que emplearlo para hacer esas pequeñas o grandes cosas que nunca pudieron hacerse debido a las obligaciones laborales, o aquellas otras que la vida os ofrecerá, que llenen vuestro  espíritu, que aumenten vuestra autoestima y que os hagan seguir creciendo como persona.

Nuestro refrán dice: “El tiempo es oro”. Y yo os digo: “Bienvenidos al club de los ricos”.



 13 -09-2012
Antonio Pérez
Exorientador del
 IES El Arenal


martes, 11 de septiembre de 2012

Una rosa desde la Giralda




Francisco Ávila ante la Patrona de Alanís
Vengo a traerte, Señora, una rosa desde La Giralda.
Te traigo desde Sevilla perfume de azucenas,
de azahar, de nardos y de lirios. 
Vengo a traerte, Señora, versos y besos. 
Vengo a traerte, Señora, mi corazón cofrade. 
Te traigo suplicas y promesas, 
y te pido por los enfermos, por los pobres, por los que sufren 
y por aquel Hijo que ya subió a los cielos. 
Traigo mi mirada prendida en tu Hijo, 
en tu pueblo que tanta fe tiene en su Patrona. 
Que ya es ocho de septiembre y el pueblo anda inquieto. 
Que repiquen las campanas 
que la Virgen de las Angustias ya está en la calle. 
Olor a incienso y cera. 
Balcones engalanados, que ya se acerca la Reina. 
¡Mecedla,  por Dios, mecedla, 
meced a la Reina de las Angustias! 
Gloria a ti, Virgen de las Angustias, 
protectora de nuestro pueblo, 
gloria a ti Rosa Mística. 
¡Y a la gloria de Sevilla y a la gloria de mi pueblo! 
A la gloria, costalero, ¡a la gloria del cielo!, 
entre nubes de incienso, en tu mirada perdida 
mirando el cuerpo inerte de nuestro señor Jesucristo, 
que lo abrazas con amor de Madre, 
con dolor de Madre… 

lunes, 10 de septiembre de 2012

A la Virgen de las Angustias de Alanís



Foto de Alberto Fernández Antúnez
Ya no repican campanas
desde la torre del templo,
su doblar al cielo canta
solo el campanín de duelo.

Ni se ven palomas blancas,
solo vuelan mirlos negros.
Y desfilan “Las Curianas”,
ya no lo hacen nazarenos.

¿Hacia dónde vas, María?
¿Qué buscas con tanto anhelo?
¿Cómo ayudarte podrían
tus hijos, los de este pueblo?

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Refranero hechizado.


Se cansó el herrero de tener cuchillo de palo, caballero pasajero de hostiles refraneros, quiso un nuevo cuchillo dorado. El de palo lo llevó al monte para segar espárragos, setas y flores del campo y allí enterrarlo y olvidarlo. El viejo herrero no volvió jamás.
Echando de menos las bocas que predigan su refrán, volviese loco para siempre porque ya era normal en sus cuentos y aficiones de labores donde dicen la gente: "En casa de herrero, cuchillo de palo".
Llamaron a su puerta para pedirle prestado su herramienta de madera, pero el visitante al ver el rostro del hombre con su arma nueva, quedó sorprendido de tal hechizo. El visitante corrió al monte para salvarlo, no sabía si al herrero, el cuchillo o el refrán. Una vez llegado al lugar, el palo estaba deformado, ya no era un cuchillo, sino madera muerta en sus manos.
Volviendo a la casa, miró a los ojos del herrero, y así sucedió:
"sentenciado el refrán en manos de su propio refranero".

Lourdes Noguero

domingo, 2 de septiembre de 2012

La naturaleza


Paisaje africano, óleo sobre DM de Leopoldo Espínola

Estudios de Filosofía Pura - Examen de Filosofía de la Naturaleza

Para animar a aquellos amigos o conocidos que pensaron en estudiar o reanudar los estudios que iniciaron y aún no se han decidido. A ellos me dirijo con toda mi ilusión para, si es posible, lo realicen. Después las satisfacciones serán inmensas. No pretendo vanagloriarme de la calificación obtenida al transmitiros este examen, ¡palabra!, mas si os sirve para animaros será mi mayor satisfacción. “El saber no ocupa lugar” decían nuestros mayores y nuestros primeros Maestros. A la sazón, yo contaba ya sesenta y nueve años. Y cómo el tema creo que es interesante, de ahí esta sencilla narración.