domingo, 16 de diciembre de 2012

Maná



Entre botes de cristal opaco,
recipientes de yodo o de resina;
entre hojas arrugadas,
viejas cartas de delicada ternura;
en cojines
donde golondrinas vuelan
junto a una dulce pastora;
en los tubos secos de pintura
donde letras y colores se difuminan;
en el inexistente aroma
del abrigo que envolvió tu cuerpo;
en recortes de periódicos…
noticias fragmentadas de un ayer candente.

En todo lo que fue,
inútilmente
hoy busco lo perdido.

Un simple botón
y vuelve el traje,
la brisa del mar,
el sabor del cucurucho y el aroma de la canela,
el rubor de las mejillas y la eternidad del instante.
Un botón
y se hace recuerdo lo que creías en el olvido.

Y aprovecho el momento
-inútilmente para el profano-
para llegar a ti, querido Alanís,
disfrazar el aparente sosiego
y vivificar mi alma
que enmohecida sonríe al recibirte
tras largo tiempo esperando.

El ayer y el hoy se saludan,
se confunden, juguetean y dan sentido al gris
que anodino se tambalea,
turbado ante esa ráfaga de luz
nacida de un ayer desflecado,
soporte de mi inquietud.

                                       
© Guillermina y Mª Isabel García Nisa, diciembre 2012.

2 comentarios:

  1. Bella poesía...


    Feliz Navidad !

    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Hombre primas, sin avisar ni nada. No puedo decir que me sorprendáis porque sé de vuestra "vena" literaria. Entre otras cosas porque es también la mía. Debemos beber de las mismas o parecidas fuentes. Espero que sigáis publicando por aquí, ya que así seguiremos aprendiendo todos. Un beso muy fuerte para las dos y como me imagino que Guillermo tendrá algo que ver, para él también.

    ResponderEliminar