lunes, 20 de agosto de 2012

Al aprendiz de barbero (Acróstico)


Feliz, vitalista, humano,
Erudito, en la escuela de la vida.
Ducho en el pincel y la medida.
Especial el talento de sus manos.
Rico en sentimientos y alegrías.
Ilustre cuidador del pensamiento.
Capaz al manejar sus sentimientos.
Obrero de sus horas y sus días.

Soñador en ternuras de su infancia.
Entendido en sus versos y sus rimas,
Realista en el reparto de la estima.
Raudo en el acorte de distancias.
Amigo fiel de sus amigos.
Duende de esas musas que le estiman.
Inquieto por las horas que nos minan
Locuaz, porque el mundo es de los vivos
Loco de poemas y pinturas
Aprendiz de barbero para el cielo

Sueñan tus pinceles en su vuelo,
Proezas de colores y ternuras.
Inmenso cuando llegue su legado,
Notable entre nosotros su recuerdo,
Olvidar que fuiste loco entre los cuerdos
Luchador y amigo bien amado
Aprendiz, que tornaste al fin, MAESTRO.

1 comentario: