domingo, 18 de diciembre de 2011

Madre, cuando sea mayor...


Madre, cuando sea mayor
y me marche a Sevilla,
ganaré mucho dinero
para comprarte cosas.

Madre, cuando sea mayor
seré pintor y poeta
para alegrar tu mirada
y penetrar en tu alma.

Madre cuando sea mayor
pasearé contigo
por largos senderos
entre la paz de los árboles
y el canto de los jilgueros.

Cuando yo sea mayor...

Ahora que lo soy
y no te tengo,
no puedo gastar en ti
lo que aún me queda.

Ahora que soy pintor
y no te tengo,
¿Cómo dibujar tu linda cara
de expresión sublime?

¿Cómo pasear contigo,
si estás ausente?
¿Dónde, de cuando niño,
aquellas maravillosas historias
al calor del brasero,
cuando la lluvia incesante
se hacía sonar sobre la lumbrera
de nuestra bonita escalera?

A donde estés,
ahora que soy poeta
quiero enviarte mis versos.

Madre; cuando sea mayor...

Federico Serradilla Spínola
Octubre 2011

3 comentarios:

  1. padre, ahora que soy mayor,sigo teniendo la suerte de tenerte a mi lado,sin dinero y sin pintar,pero,eso sí, tienes mi corazon.
    Besos de tu hija EVA.

    ResponderEliminar
  2. Padre, ahora que soy mayor,sigo teniendo la suerte de tenerte a mi lado,sin dinero y sin pintar,pero,eso sí, tienes mi corazon.
    Besos de tu hija EVA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hija, tú si que pintas también.Yo con los pinceles, TÚ CON EL ALMA.

      Gracias por estar ahí. Muchos besos.

      Eliminar