jueves, 15 de diciembre de 2011

Eñ otro camino que lleva a Belén


 
Hay otro camino que lleva a Belén,
que no va marcando mi viejo tambor.
Hay ortro portal cerca de Belén
donde no hay cielos, ni estrellas, ni luna,
allí no hay pastores, ni mula, ni buey,
solo está la Virgen, el santo José
y el niño Jesús tendido en su cuna,
llorando por cientos de miles de niños nacidos
para los que no hay oro, ni incienso, ni mirra;
Que están esperando a que crezca Jesús
para que traiga la paz a la tierra
y les ayude a cargar con su cruz.
Hay un portal al que lleva un sendero
lleno de luz, de esperanza y de amor,
por el que no ha pasado el tamborilero,
desde donde llora el niño de Dios
por todos esos niños de ojos sin luz,
por cuyas chozas no pasan los Reyes,
solo el hombre maldito y sus leyes.
Allí solo hay hambre, pena y miseria,
allí solo hay dolor, tristeza y silencio,
que todos sabemos como aliviar
ya que está en nosotros el remedio.
   
Es por eso que llora Jesús.


(c) Guillermo Jiménez Nisa
Diciembre 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario