jueves, 24 de noviembre de 2011

Certamen poético en honor de la Santa Vera Cruz de Sevilla

La Hermandad de la Santísima Vera Cruz de Sevilla convoca su certamen poético en honor de su Titular la Santa Vera Cruz, certamen que bajo el nombre de "Juegos Florales" celebra este año su XLIII Edición y que tendrá lugar en la Capilla del Dulce Nombre de Jesús, sede de la corporación, el próximo 17 de Mayo de 2012.
     El premio que recibirá el ganador del Tríptico de Sonetos en Honor de la Santa Vera Cruz será la flor natural y 1.200 euros.
     Las bases del certamen son las expuestas a continuación:

martes, 22 de noviembre de 2011

En la Sierra


(Parodiando a Samaniego)

Al borde de un venero,
sobre la fresca hierba,
incauta y seductora,
sentada estaba ella.

Gritóla un pastorcillo:
-¡Tuyo es mi amor!¡Despierta!-
-¿No ves que ahogarle pueden
las dudas que le cercan?

“Por ti, muchos canallas
que la virtud motejan,
me tachan de inconstante
porque te ven adversa.

Reveses de fortuna
llaman tus displicencias.
¿Serán, más bien, reveses
de mi conducta necia?

© Leopoldo Guzmán Álvarez

sábado, 19 de noviembre de 2011

I Certamen de Poemas de Navidad "Leopoldo Guzmán Álvarez" de Alanís


En el marco de la promoción cultural y recordando a este insigne poeta que, aunque nacido en Don Benito (Badajoz), pasó la mayor parte de su vida en Alanís (Sevilla), donde aún descansan sus restos; la Asociación Literaria de Alanís y Sierra Norte (ALAS) convoca al Primer Concurso de Poesía Navideña con el objetivo de promover la creación individual en fechas tan señaladas y tradicionales mediante el estímulo a la expresión poética. 

BASES

En el certamen podrá participar cualquier persona nacida, residente o que descienda de alguna manera de una de las dos provincias citadas anteriormente, Badajoz y Sevilla, con hasta tres poemas en lengua castellana, originales, rigurosamente inéditos, que no hayan sido premiados en otros concursos. 

jueves, 10 de noviembre de 2011

Pangea


Al principio solo existía un todo sólido en el centro rodeado de materia líquida. Juntos cubrían la superficie que los separaba del fuego.
Dejó a la deriva los fragmentos que fueron desprendiéndose de aquel bloque.
“¡Qué grande es el poder de Dios!”,

martes, 8 de noviembre de 2011

Paseo nocturno


Anochecía, las últimas tórtolas retornaban hambrientas tras el pertinaz verano buscando el rudo alimento de las encinas. Un perro que ha perdido su collar en la plaza se encuentra extraño. Los sepulcros del cementerio están rebosando yeso. En torno a la coherencia de la gente, sigo encontrando las altas tapias. Un gavilán, vigía, se balancea por el cielo. ¿Qué causa remota guardan en su exilio y su condena, tantos ausentes? El reloj de la torre detiene su marcha, en una encrucijada de la Luna, mientras medito este poema:

Mi sombra entre las hierbas
va tejiendo, cual arañas
soñadoras de ilusión,
enredaderas extrañas.