sábado, 30 de abril de 2011

A la mujer de Alanís


Honesta, delicada, primorosa,
con el candor de la mujer que es buena;
tu perfil magistral, de Macarena;
tu cara, el terciopelo de una rosa.

Eres humilde y fiel y eres hermosa
con la casta hermosura nazarena
de una virgen de Dios clara y morena
inocente, callada y ruborosa.

Eres flor del eden de esta Alpujarra
envuelta en los más límpidos olores
con que tu eres capaz de perfumarla.

Un Sol si tu mirada se desgarra...
Ni la alhambra soño con estas Flores, 
ni nosostros sabemos adorarlas.

Joaquín Ronquillo, Revista de Feria y Fiestas de Alanís 1985

4 comentarios:

  1. bellisimas y sublimes letras nos regalas de tan magno poeta, un besin muy muy grande de esta asturiana que te da infinitas gracias por hacernos participes de ellas.

    ResponderEliminar
  2. Una dedicatoria preciosa Joaquín,

    esa imagen la tengo entre mis favoritas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Lourdes, ojalá Ronquillo pudiera estar aquí físicamente, en el mundo, para agradecerte el comentario. Por desgracia ya hace tiempo que nos dejó es carpintero, al que poco a poco descubro como poeta. Un beso.

    Leo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Leo, no lo sabía.

    Besos.

    ResponderEliminar