lunes, 29 de noviembre de 2010

Reflexiones sobre La Técnica (2ª Parte)

Ortega y Gasset
El bienestar y no el estar, es la necesidad fundamental para el Hombre. Este no tiene empeño alguno por estar en el mundo. En lo que tiene empeño es en estar bien. Luego, cubiertas las necesidades básicas, la técnica se hace imprescindible para crear lo superfluo que hoy, parece que es también irremediablemente necesario. Desde el punto de vista del simple existir, el animal es insuperable y no necesita la técnica. Por ello: Hombre, técnica y bienestar son, en última instancia, sinónimos.
Ahora nos domina el afán de invenciones pero no siempre fue así. La humanidad, constantemente ha sentido un misterioso terror cósmico hacia los descubrimientos, cómo si en estos, junto a sus beneficios, latiese un terrible peligro. El progresismo, al creer que ya se había llegado a un nivel histórico, en que no cabían retrocesos, ha aflojado las clavijas de la cautela humana y ha dado lugar a que irrumpa de nuevo la barbarie en el mundo.
Los actos técnicos se basan fundamentalmente en estas tres prioridades:
1ª Fijar la satisfacción de las necesidades básicas.
2ª Lograr esa satisfacción con el mínimo esfuerzo.
3ª Obtener posibilidades completamente nuevas, creando objetos que no hay en la Naturaleza del hombre. (Navegar, volar, la telefonía y la radiocomunicación, etcétera.)
Por tanto la técnica es un esfuerzo mucho menor con que evitamos un esfuerzo mucho mayor. Por lo visto, el ser del hombre tiene la extraña condición de que en parte resulta afín con la Naturaleza pero en otra parte trasciende de ella, como si fuera un centauro ecológico. ¿Quién de ustedes es el que siente qué tendría que ser, que debería ser, qué anhela ser? La vida no es como fundamentalmente se creyó durante tantos siglos: Contemplación, pensamiento, teoría... No. Es fabricación y producción, en el sentido de la técnica.
Partiendo de las premisas anteriores podemos distinguir tres enormes estadios en la evolución de la técnica:
a) La técnica del azar.
b) La técnica del artesano.
c) La técnica del técnico.
Utensilios de los Semang de Borneo
La del azar. Es la que aún pervive en los grupos de los Semang de Borneo, los Pigmeos de Nueva Guinea y Centro África.
La técnica del artesano. Es la de la vieja Grecia, de la Roma preimperial y de la Edad Media, la que ejecutan los ceramistas, talabarteros, herreros, albañiles, etcétera, que vienen de insondable tradición.
La técnica del técnico. Sabemos que, estos, hoy se dedican a la actividad más normal y preestablecida: la faena de inventar. Recuerden que la primera máquina, propiamente tal, fue el Telar de Robert creado en 1825. Es incuestionable que ni la técnica habría logrado tan fabulosa expansión en estos últimos siglos, ni al instrumento hubiera sucedido la máquina, ni, consecuentemente, el técnico se habría separado del obrero si el tecnicismo no hubiese previamente sufrido una radical transformación.
Galileo
En la técnica los movimientos son totalmente inversos a los biológicos. El padre de la ciencia mecánica fue Galileo –1600- Este joven no está en la universidad, sino en los arsenales de Venecia. Después, Leonardo da Vinci sería su gran precursor.
Tal es la unión -y de raíz- entre el nuevo tecnicismo y la ciencia. Unión, como se ve, nada externa, sino de idéntico método intelectual. Esto da a la técnica moderna independencia y plena seguridad en sí misma. No es una inspiración como mágica ni puro azar, sino “método”, camino firme, consciente de sus fundamentos.

Federico Serradilla, noviembre 2010
Fuentes:
Meditación de la Técnica y otros ensayos sobre ciencia y filosofía
José Ortega y Gasset.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Sobre la muerte. Agustín de Foxá

En mi constante investigación sobre destacados escritores, sean del color que sean (me refiero a política pues a mí lo que me interesa es la Literatura) he encontrado un extraordinario poema sobre la muerte, que os transcribo. Su autor es el prolífico escritor Agustín de Foxá. Conde de Foxá. Pero antes quiero contaros unas anécdotas suyas, por simpáticas o curiosas ya que este personaje se reía de él mismo antes que de nadie.
En una ocasión comentó sobre la sección femenina de falange: “Hay mujeres feas, muy feas, feísimas y de la sección femenina”.
En uno de sus comentarios extravagantes dijo: “Todas las revoluciones han tenido como lema una trilogía: la francesa fue Libertad, Igualdad y Fraternidad. La trilogía falangista hablaba de Patria, Pan y Justicia. Yo ahora, instalado en mi madurez, proclamo otra: “Café, copa y puro”. Y esta otra: “Soy Conde, soy gordo, fumo puros; cómo no voy a ser de derechas”.
Y la anécdota más comentada fue cuando ante el Secretario del Tesoro de los EE.UU. con ocasión de la negociación de un crédito blando en dólares allá por los años cincuenta, al oír de este el comentario despectivo: “Ustedes los españoles mucho meterse con los americanos pero hay que ver lo que les gustan los dólares” A lo que Foxá contestó rápidamente con su ingenio: “Sí, también nos gusta mucho el jamón ibérico pero no por eso nos acostamos con los cerdos"
Este escritor que alcanzó metas superiores, en la poesía, el teatro, la novela, el ensayo y el artículo periodístico, escribió este poema:

Y pensar que después que yo me muera
aún surgirán mañanas luminosas,
que bajo un cielo azul, la primavera,
indiferente a mi mansión postrera
encarnará en la seda de las rosas.

Y pensar que, desnuda, azul, lasciva,
sobre mis huesos danzará la vida
y que habrá nuevos cielos de escarlata
bañados por la luz del sol poniente,
y noches llenas de esa luz de plata
que inundaban mi vieja serenata
cuando aún cantaba Dios, bajo mi frente.

Y pensar que no puedo en mi egoísmo
llevarme al Sol ni al Cielo en mi mortaja;
que he de marchar yo solo hacia el abismo,
y que la luna brillará lo mismo
y ya no la veré desde mi caja.

Agustín de Foxá
(Gran rebeldía ante la muerte)

(c) Federico Serradilla Spínola, noviembre 2010.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Reflexiones sobre La Técnica (1ª Parte)


Para aquellos lectores que les gusta curiosear por las letras, buscando argumentos sobre temas básicos, me permito, dentro de mis elementales conocimientos, hacer algunas consideraciones sobre la técnica, desde los orígenes del hombre.
Partiendo, como ya sabemos, que la técnica fue el factor determinante de la configuración social y de la concepción del mundo, entro en materia histórica, para aquellos que no conociendo datos sientan curiosidad por el tema.
Técnica, en nuestra lengua, procede de techne en griego (arte, industria y habilidad), y la definían como la habilidad para transformar una realidad natural en artificial.

“Sabemos que la técnica son formas de dominio en la lucha por la vida”

“Aristóteles decía que la técnica es una disposición productiva, acompañada de razón verdadera”

“En Paleontología se considera al ser humano como animal que fabrica instrumento”

Y el término acertadísimo de Bergson: “A la esencia del ser humano pertenece la transformación de lo natural”

El Hombre no es un ser acabado, es para sí mismo una tarea. Comienza a domesticar los aconteceres naturales y con ello se realiza una primera colonización de la naturaleza. Se inicia en el saber cosechar y ruega a la madre naturaleza por las lluvias.
Posiblemente, las grandes reservas de caza y la abundante vegetación se vieron muy disminuidas, lo que dio lugar a la técnica agropecuaria y ganadera. Este nuevo sistema, basado en la agricultura, hace aparecer de inmediato la ciudad y lo que conlleva de organización.
Estas condiciones se mantienen prácticamente hasta el Renacimiento, periodo en que aparece la técnica moderna con su heterogeneidad y cierta incompatibilidad con la naturaleza, llegando a su pleno desarrollo con la Revolución Industrial. Resultado de la síntesis entre ciencia teórica y práctica. Naciendo la nueva palabra tecnología, que es considerada ya como un cuerpo de conocimientos con fundamentos científicos y empiezan a darse procesos crecientes de entes artificiales.
El fundamento ya nos es la naturaleza, sino la razón y la voluntad humana (Descartes, Newton, Bacón) Con la Revolución Industrial, la actividad laboral se organiza en función de la productividad
Un sistema socio-laboral prioritariamente agrario se empieza a transformar en industrial:

1.-Se va desarticulando la familia patriarcal extensa a familia nuclear.
2.-Automatización de cada elemento de la familia nuclear.
3.-Se modifica el estatuto de la mujer.
4.-Los jóvenes empiezan a independizarse de los padres.
5.-Instrucción y especialización diferente para cada miembro de la familia.
6.-Disminución de los miembros en la familia.
7.-La pérdida del prestigio que ostentaban los ancianos.
8.-Proliferan las asociaciones voluntarias.
9.-Nueva diversificación social en clases y nuevas jerarquías de prestigio y poder.

Continuará...


© Federico Serradilla Spínola, noviembre 2010

lunes, 8 de noviembre de 2010

Los Colores del Otoño

Se alzan ante mi como fantasmas desnudos. A su alrededor, describiendo piruetas lánguidas, las hojas caen, inquietantes, incesantes. El aire las mece cual remolinos lúcidos; ora hacia derecha, ora hacia izquierda. Domina el ocre; pero salpicando el lienzo, algún verde inveterado, sempiterno, emerge glorioso y desafiante, ingrávido. Verde perenne cual la esperanza humana. Arboles de otoño. Cuando el tiempo se empeña en recordarnos el símil de la vida. Cuando las horas tristes de la melancolía nos toman al asalto y nos empujan a nuestro particular infierno. Sinfonía de colores en un horizonte imposible. Domina el ocre, sí, pero también azules, violetas, marrones, rojos, verdes... Amplio espectro de luz redentora. Afortunado aquel que ve mas allá de ellos. Aquel que guarda su mirada tras los velos transparentes del alma.
Es otoño. Caen caducas las hojas del desengaño. Mantienen los pinos la esperanza en verde y la melancolía, ¡ay la melancolía!, nos invade a raudales las estancias del corazón...

(c) Luis Narbona Niza, 2010

II Certamen Literario Escolar Juan de Castellanos de Alanís

Ya está en marcha la segunda edición del Certamen Literario Escolar Juan de Castellanos de Alanís. Organizado por ALAS y con la colaboración del Excmo. Ayuntamiento de Alanís, este año viene acompañado de algunas novedades en sus bases: los cursos que participarán serán 6º de primaria y 1º, 2º y 3º de la ESO; además, habrá dos selecciones de los trabajos presentados, primero una en cada centro por parte de los profesores encargados y una segunda de los poemas y relatos finalistas por parte del jurado de ALAS.  Los premios no han variado su cuantía, 40 € para el ganador/a de cada modalidad, y un accésit de 20 €; aunque desde ALAS se está trabajando para incluir algún tipo de regalo adicional, como lotes de libros y herramientas para escribir.
Las bases están disponibles en todos los centros de primaria y secundaria de la comarca de la Sierra Norte de Sevilla, adonde se han enviado por email en días pasados. También puedes consultarlas en el enlace que mostramos a coninuacón.


Si eres alumno de 6º, 1º, 2º o 3º de ESO de cualquier centro escolar de la comarca de la Sierra Norte de Sevilla, no lo dudes, desde ALAS te animamos a que participes en este joven certamen. Además de los baneficios que la escritura creativa te aportará como persona, estarás colaborando con el desrrollo cultural de nuestra comarca. PARTICIPA.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Carta al amigo Federico

Hoy, al mirar el crepúsculo con los limpios ojos del alma, encaramado en ese rincón que ahora tú conoces, tan cerca de nuestro Castillo, tan cerca del cielo; y mientras contemplaba fundirse los ocres y azules en una sinfonía perfecta de colores, oí unas voces que preguntaban por ti, amigo. Sabes, eran como unos susurros lejanos, como murmullos de aire fresco que por encanto llegaban a mis tímpanos. Eran "tus montañas coloradas de Cazalla", esas que acompañaron tus fantasías infantiles, quienes pronunciaban tu nombre, quienes inquirían tu presencia. Esa que convertiste en ausencia con los años, con la vida. Quienes querían saber de ti y yo, perdona la licencia, me atreví a decirles que volverías. Que en tus pequeños ojos aún ardía la llama infantil que los alumbró. Que tu corazón, joven, las recordaba como antaño y que en tu retina, brillaba todavía su fuego vespertino al acoger, gozosas, el ocaso. Que volverías para pintarlas otra vez en tu inmaculado lienzo acogedor, maquilladas, coquetas, seductoras, femeninas... Para plasmar sus latidos lentos, monótonos, de corazón acompasado de sentimiento humano. Intemporales, eternas....
Si, así les contesté en tu nombre y puedo asegurarte que, con mis limpios ojos del alma, pude ver que asentían y que en sus imaginarios labios se dibujaba una tenue sonrisa. Ahora, mas que nunca, debes saber que estás en deuda con ellas...

PD: Si alguien alguna vez te ha pedido así un cuadro me gustaría me lo comunicaras...

Luis Narbona Niza, 2010