lunes, 28 de junio de 2010

La flor robada

Ya llegaron los tonos ocres al campo. Las espigas se doran al sol como la harina amasada en el candente silencio del horno. El pardo polvoriento de los carriles se aventa a las pisadas del que camina  en el amanecer. La ruidosa monotonía de las cigarras rasga en los acarros de la lana esquilada, cabizbaja e inquieta de las moscas. Los cencerros casi enmudecen, solo un grave y leve eco de metal al compás de las rumiadas. Entre el pasto, sementera fantasma que se desplaza hacia los hormigueros por laberínticos senderos diminutos, un entramado de lineas trabajosas e incansables que llenarán las despensas subterraneas para paliar la fría escasez del invierno venidero. La ribera ha calmado su furia de abril y sujeta contra su cauce curvilíneo los únicos trazos verdes del lienzo. A los pies de la crepitante chopera que sombrea el regajo, las zarzas se aferran a los últimos lodos, escalando por los troncos cenicientos hacia la luz, como si no quisiesen perderse ni un detalle de la metamorfosis estival. Cerca el vallado de aldelfas, como diademas de flores, ofreciendo, junto a las últimas amapolas, los escasos vestigios delatores de la recien terminada primavera, como si el verano las hubiese robado por un tiempo para adornarse. 
Sin embargo, este año, la primavera no ha podido arrancarle al verano la flor más hermosa; la flor que, depositada su semilla a finales del verano anterior, venía creciendo en el fértil y oculto jardín de una mujer, y que, pacientemente, ha aguardado a que transcurrieran los crecientes días para refrescar con la hermosura de su vida los calores de estos tiempos que corren. Bienvenida al mundo Alba.

Leopoldo F. Espínola Guzmán, 22 de junio de 2010

P.D.: El administrador de este blog ruega encarecidamente a sus lectores que disculpen la falta de periodicidad en la publicación de entradas en los días anteriores y en los venideros, pero debe atender, prioritariamente, a sus labores de "jardinero". Gracias.

Imagen: Leopoldo F. Espínola

lunes, 21 de junio de 2010

Cuento


Está amaneciendo. Juan, como siempre, está sentado frente a la ventana. Por allí, los primeros rayos del sol se filtran hasta la mesa del salón. El tiempo es bueno. Ya pasaron los temporales del invierno y ahora el frescor matutino es menos húmedo y frío. Pronto la tibieza del sol llegará hasta sus pies y él sentirá rejuvenecer su vida. La luz irá subiendo por sus piernas y en pocos minutos bañará su rostro enjuto y arrugado. Juan no se mueve, hace años que no lo hace. Para él, el tiempo no tiene sentido ni razón de ser. Nunca necesita nada. Su vida consiste en mantener fija su mirada a través de aquella ventana que da a la calle. Su cara es de color marrón cobrizo y refleja al labrador que debió ser. Un rostro gastado y quemado por el sol. Sobre su frente, un sombrero de paja deshilachado forma un surco de sombra oscura. Sus ojos grises, han perdido el brillo de antaño y ahora lucen bastante inexpresivos. A través de ellos parece haber una cortina impenetrable, un deseo de perpetua intimidad. No sabría decir su edad. Podría tener 60, 70, o tal vez 80. Es de esos hombres que se consumen desde jóvenes en su propio fuego vital. Tal vez el sol tenga mucho que ver en esa indeterminación. De todas formas, no creo que a él le importe demasiado. Su mano mantiene un cigarro encendido. Es casi una pavesa mantenida en un absurdo equilibrio de malabarista y siempre a punto de caer al suelo. Pasa el tiempo, o mas bien, pasamos nosotros…


María baja despacio las escaleras. Mas que andar arrastra sus pies con paso cansino. Atraviesa el salón en silencio y mira a Juan. Murmura unos buenos días y entra en la pequeña cocinilla. Pronto un aroma intenso inunda la casa. El café está subiendo y se escucha el borboteo del agua al hervir. Al salir de la cocina lleva una taza en la mano y va a sentarse en la mesa frente a Juan. Bebe el café a pequeños sorbos, muy lentamente, saboreando cada gota que entra en su boca. El sol atraviesa sus cabellos blancos y descuidados y su mano tiembla nerviosa cada vez que levanta la taza. El silencio es profundo, casi doloroso, pero sus miradas se cruzan con intensidad. No hace falta que fluyan las palabras. Su soledad lo dice todo. Ambos están solos. María, en su pequeña casa de viuda, esperando que la muerte venga a visitarla. Juan, colgado en la pared, frente a la ventana del saloncito, en aquella vieja foto que un día le hicieran y esperando que María se reúna con él. El tiempo dejó hace mucho de existir.



Luis Narbona Niza (1996)

jueves, 17 de junio de 2010

Juan de Castellanos y la I Crisis del s.XXI

Cuando Juan de Castellanos se ordenó sacerdote en Cartagena de Indias en 1554, dejando de lado las ambiciones mundanas que lo llevaron a hacer las Américas con sólo 17 años, comenzó a escribir los ciento trece mil versos y pico de Las Elegías de los Varones Ilustres de Indias para que quedara constancia de los desmanes que nuestros compatriotas de entonces organizaban por tan lejanas tierras.

Si viviera en estos días nuestro ilustre literato, probablemente, hubiese regresado a España como tantos otros emigrantes, buscando el bienestar de estos tiempos que corren que se las pelan. Una vez aquí, tras colgar los hábitos por desligarse de los escándalos que rodean al clero y viendo como está el patio, se habría abierto un blog (juandecastellanos.blogspot.com) en el que escribiría, en octavas reales por supuesto, las Elegías de los Varones Ilustres de España, para dejar constancia en la historia de las fechorías de estos políticos y, en especial, las del ejecutivo que lleva las riendas (con permiso de los mercados) de la derrota ibérica por esta recesión. Así, refiriéndose a los comienzos de esta penuria, tantas veces negada por el discurso de nuestro Ilustre Presidente, diría: “No puede la verdad jamás ser muerta, / y cuando por malicia se escurece, / en tal escuridad, es cosa cierta / que nunca para siempre permanece; / antes, por muchas vías abre puerta / por donde como rayo resplandece; / mas agora volviérales la cara / faltando quien aquí perseverara.”

Asumida la crisis y descubiertas las mentiras, llegaron los, tan famosos como inexistentes, “brotes verdes”. Acordándose de Cristóbal Colón cuando sus marinos se le amotinaban ante la tardanza en la aparición de la ansiada tierra, así hubiera visto estos cogollos fantasmas el de Alanís: “Ansi que, por vernos en estrecho / con otros riesgos más particulares, / debemos esperar un tiempo hecho / primero que partamos destos mares; / ya que no reparáis en el provecho / de islas, tierras nuevas y lugares / que pienso de ver antes de dos días / y no serán fingidas profecías. / Porque en aquel nublado que se cierra / adonde reverberan arreboles, / tengo por imposible faltar tierra, / montañas, promontorios y peñoles, / supremas cumbres, gran altor de sierra / que tienen de hollar los españoles; / y no quiero decir mas cerca de esto, / pues todo cuanto digo veréis presto.”

En el otro rincón, el gallego de las barbas, el funcionario Rajoy, siempre con su añejo discurso del “te lo dije”, intentando enganchar los votos de los insatisfechos. Así lo hubiera visto Juan de Castellanos: “Muchas veces ofrece la ventura / a los hombres empresas de sustancia, / y la posesión dellas asegura / el que sabe tener perseverancia; / pero cuando se pierde coyuntura / con ella desaparece la ganancia/ (…) / Mal pueden caminar siempre seguras / las muy precipitadas opiniones: / el que deja la luz por ir a escuras / no se espante que halle tropezones; / pues suelen semejantes aventuras / engañar los humanos corazones: / no siempre hizo lance venturoso / quien lo cierto dejó por lo dudoso.”

Luego llegó la hora de buscar responsables para sacudirse el polvo y los marrones. Casualmente la culpa de todo resulta que la tenemos todos, y todos debemos pagar por nuestros pecados. Llegaron los recortes y la necesidad de meter el hombro, especialmente, los que más tienen: “Y ansi de los trabajos padecidos, / que no quiero tener por muy pesados, / seréis, si tenéis sanos los sentidos, / vosotros de vosotros agraviados; / pues todo los que sois aquí venidos / no fuisteis compelidos ni forzados, / antes las fuerzas fueron voluntades / dispuestas a sufrir calamidades. / No les puede dañar benevolencia / a los que fueron bien afortunados; / mas tengo yo por cierta la sentencia / dicha por los presentes y pasados, / que prósperos sucesos con prudencia / pocas veces están acompañados; / y en estos menos veces hay mudanza / guiando sus negocios con templanza.”

Estas medidas acaban creando divisiones hasta dentro de los que, se supone, deberían comulgar con las líneas del Gobierno por afinidad partidista. Así describiría nuestro viajero el enfrentamiento: “Suelen parir mil inconvenientes / diversos pareceres en un seno, / donde hay parcialidades diferentes / lo bueno hacen malo, y malo bueno. / De todos los pasados y presentes / envidia fue pestífero veneno; / los cargos y los prósperos caudales / andan acompañados destos males.”

Ante las acechanzas que se ciernen sobre el talante inseguro de José Luis, aparece Felipe con el puño y la rosa, algo marchita y canosa, para aliviarle la carga con aromas de confianza. Juan de Castellanos recogería así este momento: “Los cuerdos mozos y los sabios viejos / jamás atribuyeron a demencia / usar de pareceres y consejos / de varones que tienen experiencia, / mayormente si tales son añejos / en el ejercitar alguna ciencia; / pues vemos muchos sabios y prudentes / no ser en todas cosas suficientes.”

No olvidaría el literato, más por el ruido que por la efectividad, dedicarle unas palabritas, con rima, a los ignorados y ruidosos sindicatos: “No cuantos tienen nombres de soldados / son dignos de por tales ser tenidos, / ansi como son muchos los llamados / y de los muchos, pocos escogidos: / señálanse los hombres esforzados / en animar a los que ven caídos, / porque en el haz del bélico tumulto / muchos veréis que son como de bulto.”

Mientras tanto, y para terminar con el supuesto, la opinión pública, incrédula y crítica de la clase política que nos ha tocado votar, provocaría en nuestro paisano de altos mares y aventuras el siguiente comentario: “Do faltan fundamentos de escrituras, / y vamos atenidos a razones, / nacen de las humanas conjeturas / varias y diferentes opiniones: / las cuales no caminan tan seguras / que no tengan sus ciertos tropezones, / que para mil porfías abren puerta / y al cabo nunca dan con cosa cierta.”

Después de largar todo esto en su blog, seguramente, le hubiesen llovido las ofertas para trabajar como columnista de los periódicos que bombardean a diario las andanzas de nuestros políticos. Ofertas que, siendo hombre de principios, hubiera rechazado con toda seguridad. Sabio hombre nuestro paisano.


© Leopoldo F. Espínola Guzmán, junio 2010

domingo, 13 de junio de 2010

Fallo del VIII Certamen de Poesía Carmen Merchán Cornello de Cazalla de la Sierra

Al premio han concurrido en total 237 trabajos, procedentes de toda la geografía nacional y de Alemania y Argentina.
El 5 de Junio de 2010, en Cazalla de la Sierra, el Jurado decidió otorgar, por UNANIMIDAD, el premio en su modalidad LOCAL, dotado con 500 euros, al poema DESDISTANCIA, del que es autora MANUELA DOMÍNGUEZ PALOMINO, de 42 años, natural de Fuenteheridos (Huelva), residente en Sevilla; con familia en Cazalla de la Sierra. Perteneciente a la asociación literaria “Noches del Baratillo” y colaboradora en su programa radiofónico en Radio Estilo. Ganadora de varios premios de poesía, tiene publicados poemas en revistas y libretos.
El premio en su modalidad NACIONAL, dotado con 1000 euros, ha sido concedido, por UNANIMIDAD, al poema EDADES DE LA LUZ, cuyo autor es RICARDO BERMEJO ÁLVAREZ de 49 años, nacido en Fuente de Cantos (Badajoz), y residente en San Fernando, Cádiz. Ricardo Bermejo es autor de una considerable obra poética. Entre sus libros citamos Diva Vida, Hégira Nocturna, Fundamentos portátiles, Vulnerable a la luz y el recién editado Bisontes en la cueva de la voz. Ha obtenido diversos premios literarios: Ateneo Jovellanos (Gijón),Gerardo Diego (Cantabria), Gabriel Celaya (Torredonjimeno), Antonio González de Lama (León), Leonor (Soria)…
El Jurado quiso dejar constancia de su satisfacción por la excelente calidad de algunos de los poemas recibidos.
El acto de entrega de los premios tendrá lugar el día 10 de Agosto de 2010, en Cazalla de la Sierra, con presencia de los poetas ganadores que leerán sus poemas.

jueves, 10 de junio de 2010

Palabras con ALAS: "Corazonitis" de Javier Arvizu


Este poema me lo envía un seguidor de nuestro blog, Javier Arvizu, desde nada menos que Xichú, en Guanajuato (México). A partir de hoy, abriremos en ALAS una sección que se llamará "Palabras con ALAS", en la que publicaremos lo que nos envíen nuestros amigos de Iberoamérica.

CORAZONITIS

Tu mirada es una cobijita
que pone a punto de ebullición
mis tripas y piel
temblorcito lento
excitante
que convoca a todos los latidos
a alarmarse
loca tempestad
que resucita las celulas muertas
y activa lo inerte
he soñádote
que acaricio despacio el aire
y el olor ameno de tu piel...
y he masticado tus labios
cual buen grano
hasta sentirlos que se me derraman por el alma
te contara de esta tierna fatiga
de imaginarte desnuda;
te hablara
de lo suave que resulta dormir bajo tu piel
cobijado
inmensamente feliz
claridad lastimosa,
fiel inevitable
de todos mis pensamientos
complicada inestabilidad,
amante voraz
de todos mis deseos
corazonitis
me haces falta tanto
inimaginablemente me haces falta
en el brusco tropiezo de los sueños,
cuando despierto
de pronto veo tu sonrisa
que se acerca expectante
retadora
no sé si como yo necesites de un beso
no sé si como yo te duela el tiempo
a mí me amenaza constantemente
y me hace enloquecer
te amo como un niño correr
caer y levantarse
corazonitis...

JAVIER ARVIZU

domingo, 6 de junio de 2010

Jóvenes de la Sierra Norte premiados en la 6ª edición del programa "El Placer de Leer"


El pasado sábado 15 de Mayo, en el Centro Educativo Provincial José María Blanco White, se cerró la 6ª Edición de "El Placer de Leer" con el primer encuentro de clubes de lectura juveniles. Asistieron 23 localidades: más de 300 chicos y chicas de las cuatro esquinas de la provincia, que quisieron ir a compartir su experiencia en torno a los 15 libros del programa. Tampoco se quisieron perder esta cita los autores del programa; estuvieron Antonio Rodríguez Almodóvar, Eliacer Cansino, Hipólito G. Navarro, Alfonso Zurro, Francisco Díaz Valladares, José María Carrasco, Miguel Fernández Villegas, José Antonio Barrero y Francisco Núñez, que terminaron disfrutando e implicándose en las actividades de esta celebración de la lectura tanto como jóvenes allí presentes.
En este acto se entregaron los premios correspondientes al Certamen Literario del Programa de fomento de la lectura "El Placer de Leer". El jurado de la presente edición 2009/2010, compuesto por el Consejo Asesor del programa (Antonio R. Almodóvar, Eliacer Cansino, Fran Nuño, Mª del Mar Herrera, Miguel Escalera y Pilar Martín, así como los responsables técnicos del programa desde Piratas de Alejandría: Manuel Garrido y Vito Márquez.), en la categoría de Relatos Hiperbreves ha fallado el siguiente premio:

María Dolores Rico Bejarano, de El Pedroso, por "La silla solitaria" (pica en el enlace para leerlo)

en la categoría de Poesía ha fallado el siguiente premio:

Icewoman, de Guadalcanal, por "Sólo quise ser princesa" (pica en el enlace para leerlo)

Desde ALAS queremos felicitar a estos jóvenes telentos e invitarlos a publicar con nosotros sus magníficos trabajos. Enhorabuena.

jueves, 3 de junio de 2010

In memoriam


Supongo que escribir sobre algo ocurrido a miles de kilómetros, en medio del mar, puede parecer extraño. Más aun, con la que nos está cayendo aquí, con una crisis que nos hunde y una clase política incompetente y vergonzosa, que no son capaces de ponerse de acuerdo ni en momentos como este, viendo como a unos sólo les interesa pasar el temporal cuanto antes, a otros que el temporal aun nos hunda más, y otros cuantos corruptos agarrados con las zarpas al poder, como si les fuera la vida en ello, da pena.
La verdad es que aunque sea un suceso ocurrido en el otro extremo del Mediterráneo, al final todo es lo mismo, injusticia, poder, impunidad, impotencia, indefensión ante las autoridades, vergüenza, asco, resignación,... siempre igual. Y mientras, nosotros discutiendo, ¡enfrentándonos!, si este partido político tal, o aquel fichaje pascual,... (menos mal que hay Mundial).
Difícil de entender, pero es lo que hay, sólo nos queda refugiarnos en lo cercano, en lo que nunca falla, los amigos, la familia, un buen partido de fútbol, un buen arroz, una buena caña, un buen concierto, un buen libro, ... y tirar pa’lante, que ya es mucho.
Difícil de entender también es ver cómo hay quien es capaz de jugarse la vida por los demás, por gente que ni siquiera conoce, sin cobrar, por un sentimiento de solidaridad increíble, que le lleva a dedicar buena parte de su vida y esfuerzo a rebelarse ante las injusticias y actuar.
Manuel Tapial es uno de ellos, miembro de la ONG Cultura, Paz y Solidaridad, viajaba a bordo del Mavi Marmara, un buque turco que junto a seis barcos más formaban la llamada “Flotilla de la Libertad” que pretendía llevar unas 10 mil toneladas de ayuda humanitaria a las costas de Gaza. Mucho se está hablando del tema estos días, y hay quien justifica lo injustificable, pero hay varios puntos que no admiten discusión:
- Gaza es un territorio sometido a un bloqueo desde hace 3 años por parte del gobierno de Israel como forma de castigo colectivo por el lanzamiento de cohetes por parte grupos armados palestinos, lo cual constituye una violación del derecho internacional humanitario.
- Este bloqueo, que sobre todo afecta a los más desfavorecidos, niños, ancianos, enfermos, etc., unido a la llamada Operación Plomo Fundido de finales 2008 en el que murieron unos 1.500 palestinos y se destruyeron gran cantidad de viviendas, hospitales, escuelas, sistemas de suministro de agua y electricidad, etc. han causado que en esta tierra de unos 150 km2 donde sobreviven 1,5 millones de personas, exista una crisis humanitaria de proporciones catastróficas.
La madrugada del 31 de mayo de 2010, la “Flotilla de la Libertad”con más 750 personas a bordo, de más de 40 nacionalidades distintas, de todo tipo de edad, ideologías y religiones, es interceptada en aguas internacionales por el ejército israelí, y aborda brutalmente los barcos con el resultado de 9 activistas muertos y 36 heridos.
El ejército israelí justifica la acción arguyendo que los activistas (escritores, una Nóbel de la Paz, niños, etc.) atacaron primero, y actuaron en defensa propia (el periódico La Razón español defiende esta postura).
Manuel Tapial hoy ha podido hablar después de tres días incomunicado, la verdad empieza a escocer. Al parecer, antes de abordar los barcos desde los helicópteros ya habían matado a tres personas disparando desde las zodiacs.
En el blog donde Manuel narraba esta experiencia desde hace varios meses, con las frustraciones, las dificultades, las alegrías, etc. - solidariosengaza.wordpress.com - llegó a colgar un post justo antes del asalto en alta mar en medio de la noche:
"Encontrándonos a 105 mıllas de la costa, cınco barcos del ejercıto se nos van acercando, uno de ellos se encuentra relatıvamente cerca del carguero con bandera turca Dafne.
A los cınco barcos hay que sumarle al menos dos helıcopteros de comandos y varıas zodıacs!! Alerta que parece que van a ır barco a barco!!"


Alberto Gómez Rojas, junio 2010

martes, 1 de junio de 2010

Negro el duende

Negro el duende que recorre mi alma
(¿Inmortal?)
Viaja por recónditos senderos
donde la duda,
tras venir a visitarme,
se quedó a morar.
(¿Para siempre?)
El negro duende respira
un aire turbio y espeso
que destila temor y sufrimiento.
Exhala azufre y dolor
y el vacío se llena de pena.
¿Dónde estás?
Luz, tras la puerta cerrada,
de par en par, cerrada.
Negro duende, temor atávico,
dolor, mucho dolor....
Senderos oscuros como caminos muertos
que a ninguna parte van.
Dolor, inmenso dolor...
¿Dónde la LUZ?
Tras la pérdida, otra pérdida,
tras la muerte, otra muerte,
la mía.
Solos ella y yo
y mi alma
y el duende que en ella habita,
y la pena...
La pena que vino a visitarme
y se quedó para siempre....

© Luis Narbona, mayo 2010