viernes, 26 de marzo de 2010

Los cardos de la fe


Hace ahora un año que pasé por Salamanca. Allí pude comprobar, lejos de Sevilla y de las bullas, de las chicotas, de los costaleros y las voces de los capataces, de los ostentosos mantos bordados en oro, de los diamantes, las esmeraldas y las coronas... en definitiva, de los lujos cofrades, y en propia piel como se vive una de las Semanas Santas más antiguas de España. Tuve ocasión de ver antiquísima imaginería sobre ruedas, y en parihuelas, desfiles sobrios y solemnes, y más que pasión, fe en los rostros de la gente que se acercaba a verlas.
Vi hermandades con imágenes más ricas, sin alcanzar los lujos de las de Andalucía, y otras austeras, como la del Santísimo Cristo de los Doctrinos. Se trata de un Crucificado que sale en la tarde noche del Lunes Santo por las añejas  y cultas calles de la ciudad del Tormes. Esta talla, anónima del s. XVII,  pertenece a la Ilustre Cofradía de la Santa Cruz del Redentor y de la Purísima Concepción, vulgarmente conocida como La Vera Cruz, (no hay lugar sin su Vera Cruz), y fue fundada en 1506. Desfila por la ciudad castellana desde 1985, rellenando un hueco que quedaba en la organización de esta Semana Santa. Desde 1995, lleva salteados por su canastilla, como único exorno floral, un puñado de cardos secos. Como cirios, cuatro tubos imitando cera, sobre candelabros de, lo que parece, bronce, por los que sale un fino hilo de gas butano. La austeridad de su estación de penitencia la convierte en una de las procesiones más respetuosas que he visto de España. Suelen acompañar a la imagen del Crucificado penitentes descalzos con gruesas cadenas atadas a los tobillos. Arrastradas, sobre el basto granito de los adoquines, producen un sonido sobrecogedor; y todo esto en medio de un largo y sepulcral silencio, a pesar de la multitud que se agolpa curiosa a lo largo del recorrido.
No sé lo que cuesta cubrir con claveles rojos, con lilas, gladiolos, clavellinas..., cada centímetro cuadrado de la canastilla de cualquier paso que procesiona en Guadalcanal, Alanís, Cazalla..., (en Sevilla y Málaga, mejor ni hablar), no lo sé exactamente; tampoco lo que cuestan cuatro cirios gordos de cera roja, los más elegantes, o los que más duren, no lo sé; pero estoy convencido de que es un despilfarro por pequeña que sea la cantidad. Hay que cambiar estas costumbres que manchan, ante el no creyente, de hipocresía el verdadero fin de las Hermandades. Si queremos que perduren estas fiestas religiosas tendremos que ser los propios cristianos los que las analicemos y los que corrijamos al milímetro esos errores, por muy arraigados que estén en nuestras costumbres, antes de que intenten corregirlos los que quieren la erradicación de estas fiestas. Y no quepa duda que tenemos que mirar estos fallos con la lupa de la austeridad, y no porque estemos en crisis, no; sino porque se nos está observando constantemente para ver en que nos gastamos el dinero los que nos llamamos seguidores del que predicaba la humildad y la pobreza.
Si lo que buscamos es imitar las escenas del Vía Crucis, que yo sepa, al pie de la Cruz en el Gólgota, hubo si acaso algún alacrán y algunas ortigas, porque claveles dudo que nacieran arbitrariamente en tierras tan áridas, y jardineros en aquellos días no creo que hubiese muchos. Además, en ningún evangelio se cuenta que alguien colocara una corona de flores en la puerta del sepulcro, aquel día en Jerusalén. Y si se trata de ofrendas florales de hermanos agradecidos; digamos a esos hermanos que agradezcan los favores a Jesús como Él los agradecía: ayudando al que lo necesite.
Si queremos que las nuevas genereaciones conozcan a Jesús de Nazaret, tenemos en la Semana Santa una buena herramienta para ello, pero tenemos que usarla como cristianos de verdad.

Leopoldo F. Espínola Guzmán, marzo de 2010

miércoles, 24 de marzo de 2010

De paseo por San Juan


Por fin una clara. Más que una bendición, era ya un castigo tanta lluvia. Desde diciembre sin parar, no hay cuerpo que lo resista. Dicen que este invierno han aumentado las depresiones..., no me extraña, con tanto moho. Mantas atrás y pies al suelo. Me coloco las Chirucas y a dar una vuelta que ya hay luz arriba.
El perro lleva media hora pasillo arriba, pasillo abajo, con el repiqueteo de uñas sobre la solería, imagino que con la vejiga igual que la mejilla de un trompetista. Estoy pensando en enseñarlo a usar el inodoro. Con la ropa a medio entangar, voy a la nevera a ver que me echo en la boca. Está desierta. Hueca. Solo una litrona con una cucharilla del revés por tapón, un par de yogures y otro de tomates arrugados. Aunque tan temprano no me gusta desayunar, robo un par de cucharadas a un yogur natural sin azúcar... ¡puaj!... y tiro "p´alante".
La puerta de la calle está hinchada con la humedad, pero mi amigo se mea... y no hay tiempo para enredarse. Hay que abrir irremisiblemente. Dos empujones en su sitio y ya está abierta. Hace un poco de fresquillo, pero dejo la bufanda. Luego me sobrará. 
Enfrente, José sale rápido, con sus carreritas..., va en busca de su copilla mañanera. Siempre tiene alguna bromilla para sacarte la sonrisa. Su señora está regular, los años no perdonan.
He llegado a El Abanico casi sin pensármelo. Mi peludo y negro amigo, con la urgencia, casi no me deja parar a coger aire. Qué raro, esta mañana no he visto a Antonio. Siempre me llama "niño". Probablemente haya madrugado más y esté ya por Los Barriales, o tal vez ya llegó a Benalija.
Yo subiré al Castillo. Me gustan las vistas desde la puerta Oeste de la ermita de San Juan, que resulta que no es por el Bautista, sino por el Evangelista. De lo que se entera uno leyendo libros antiguos.
El repecho del Castillo, es "arrecho", como dicen los "chamos" en Venezuela. La cuestecita saca los colores al más pintao. Mi peludo amigo ya ha descargado toda su despensa ureática, pero aún sigue levantando la pata en todos los rosales que se encuentra. Y en las farolas. Hay una farola tumbada, pero esto no ha sido el aire..., más bien alguno que, de fumar un aire raro, se quedó sin neuronas. También hay vallas rotas, partidas adrede... ¿quién puede perder el tiempo haciendo estas gamberradas?
Bueno, es mejor tirar para arriba y no enervarse con estas cosas. Estamos descansando y de relax, así que no hay que ponerse violento. ¡Mira que está bonita la mañana!, pero, es que no hay más remedio que ponerse violento. Han roto los focos, por enésima vez, que alumbran la ermita y el castillo de noche. ¿Quién puede dedicarse a esta sin razón?¿Quién está detrás de estos destrozos? Imagino que será alguien de fuera, porque ¿quién puede querer esto para su propio pueblo?, ¿acaso está buscando que cierren los accesos al Castillo para todos? Sólo un estúpido lo haría, pero sólo un retrasado mental lo haría en su propio pueblo. Me vuelvo. La sangre me hierve, y yo no he subido aquí a tragarme estos marrones. Mañana tiraré para otro sitio, no sé, algún carril al que no haya nada que romper, donde nadie pueda apedrear los verdaderos placeres de la vida. 

Leopoldo F. Espínola Guzmán, marzo de 2010

lunes, 22 de marzo de 2010

¿Por qué te odian?



¿Por qué así, Jesús mío,
te odian y persiguen los mortales?
¿Qué loco desvarío
impulsado por furias infernales
el blanco te hace ser de su odio impío?
¡Tú, por nuestra ventura maltratado,
tras de habernos con sangre redimido,
aún te ves de los templos arrojado…
en efigie arrastrado
y en Santo Sacramento escarnecido!

Tu doctrina bendita,
faro de la moral más elevada
de la escuela española fue proscrita,
siendo su luz divina suplantada
por vaciedades de impiedad maldita…
Y hasta tu imagen pura,
freno de ideas, frases y deseos,
provocó la grotesca rasgadura
de la pseudo-docente vestidura
con que visten su error los fariseos.

Y de escuelas y centros oficiales,
fuiste, Jesús, quitado
juzgando ya anticuado
orientar hacia rumbos eternales,
a los pobres y míseros mortales.
Después, como tristísima secuela
de diabólicas artes,
tras de haberte arrojado de la escuela,
te arrojaron, Jesús, de todas partes.
¡Y hasta el templo de altar bendito
fuiste quitado con furor maldito!

¿Por qué, Jesús amado,
eres tan perseguido y tan odiado?
¿No eres Tú la bondad aquilatada?
¿La verdad omnisciente?
¿Nuestra existencia airada
no prende de tu mano omnipotente?
Si el perseguirte a ti con saña impía
es caer en el caos y la anarquía,
¿por qué odiarte, Señor? ¿No es gran vileza
que, vanidosamente
sueñe un pobre impotente
imperios infalibles de grandeza?

¡Perdón, Jesús divino!
¡Perdona si tu España
oficialmente equivocó el camino,
y sin rumbo ni tino
te ha perseguido con infame saña!

Vuelve, sí, Jesús mío,
a mostrarnos tu faz que el amor vela
caldeando el ambiente laico y frío
que en odio a ti llevaron a la escuela.
Vuelve a abrirnos tus brazos redentores
en la cruz venerada,
y que beban nuestros educadores
de la Ciencia inigualada
que difundes con altos resplandores,
el brillo celestial de tu mirada.
¿A qué imponernos tanta ciencia extraña
con infernales artes?
Si Tú, venciendo de Luzbel la saña,
reinarás en España
con más veneración que en otras partes. 

Leopoldo Guzmán Álvarez, octubre de 1936
(1885-1971, q.e.p.d)

jueves, 18 de marzo de 2010

Soliloquio


¿Dónde vas, alma mía
en pos de las dulzuras?
¿No sabes cuán falaz es la ambrosía
con que el mundo
seduce a las criaturas?

¿Por qué te apartas, alma, del camino
que tu Creador dispuso,
y con numen obtuso
y desamor supino,
del bien rehúyes tu leal destino?

Si tu origen es Dios, como buen hijo,
Él debe ser tu fin, alma cristiana.
Que no hay guión más fijo,
que el del amor que emana
de su Ciencia divina y soberana.

Creada y redimida,
fuiste, alma, por Dios, y suya eres.
Y al marchar en la vida,
no lo debes cambiar por los placeres
con que el mundo convida.

¿Qué valen las riquezas,
dulzuras, bienestar y honor terreno
para la salvación? ¡Qué gran torpeza
es, alma, no seguir el plan sereno
del humilde y glorioso Nazareno!

Déjale al vanidoso
su engañado vivir en la opulencia.
Él se cree ser dichoso
con la falsa creencia
de que gozar no es lastre en la conciencia.

Tú, alma, no rehúyas
las punzadas sentir del sufrimiento
sobre la frente tuya;
que es bella perla fina
cada gota de sangre en cada espina.

Turba de tal manera
el mandar y el ser rico a los mortales,
que les hace vivir en la ceguera
de que esa es la escalera
para alcanzar los reinos celestiales.

Sea, alma, tu anhelo,
poner corazón y tu tesoro,
en la paz con tu Dios, y allá en el cielo,
hallarás cuanto vale más que el oro
en tu cuenta postrera,


devolviendo a tu Dios, cuanto Él te diera.


Leopoldo Guzmán Álvarez (1885-1971, q.e.p.d.)

martes, 16 de marzo de 2010

A Nuestro Padre Jesús Nazareno

Quiero ser Cirineo
y quiero ser madrugada.
Quiero ser el consuelo
y quiero ser la medalla.
Calvario para que pises,
verónica para tu cara,
saeta para cantarte,
plegaria para rezarla,
beso para besarte
y túnica para bordarla.
Quisiera ser la torre
y sostener la espadaña,
reflejarme en tu paso
con el sol de la mañana.
Quiero ser el costalero
y sentir en mis espaldas
ese peso del madero
y el amor de tu mirada.
Quiero ser el capataz
y desgarrar mi garganta.
Quiero a golpe de martillo
acariciar tus entrañas.
Ser luz, ser cirio, ser alba,
ser ese "maniquetero"
que te acaricie tus andas.
Quiero ser el monaguillo
y el incienso que derrama.
Quiero ser el azahar
que la plaza perfumara.
Y quiero ser Guadalcanal
para besar tu talón
y arrodillarme a tus plantas.
¡Ay, señor del Viernes Santo!,
mi Dios de la madrugada,
quiero ser y solo soy,
anónimo nazareno
en cada nueva madrugada.

© C. Sánchez, marzo de 2010

jueves, 11 de marzo de 2010

II Día Mundial de la Poesía, Sevilla 2010


MANIFIESTO POÉTICO
II Día Mundial de la Poesía, Sevilla 2010
Poesía, poema, verso. Verso, palabra, letra. Puño, pulso, pulsión. Corazón, latido, sangre.
Esto es la poesía. Latir y escribir. Escribir y sangrar. Escribir es dejar en el verso la sangre, poner parte de uno mismo. Es permitir que los otros, aquellos que nos leen, tomen un pedazo desnudo y traslúcido que se entrega desinteresadamente. Y responde a la necesidad de ser verdad. De ir de frente, el pecho en las manos, las manos en los versos y entregarse.
La poesía es para el poeta un ejercicio necesario de honestidad, resistencia y vida. Un modo de quedar en el poema, de morir sobre él y, a partir de aquí, revivir. De morir por un instante, un pequeño instante tras el que tocamos fugazmente la vida eterna. Porque escribir versos es sanar y comenzar de cero dejando nuestras fobias, temores, lados más oscuros en el cuaderno. Perpetrar una pequeña muerte y volver a vivir como si fuera el primer día que lo hiciéramos.
Por eso la poesía da vida. A quien la escribe y a quien la lee. A quien deja su sangre y a quien la toma, y aprecia en ella, los sentimientos inherentes.
Y es por eso que se hace necesario festejar que existe la poesía, que existen los poetas, que existen los lectores. Es necesario que nos rodeemos en torno a un atril, un micrófono y unos versos, y conmemoremos el II Día Mundial de la Poesía, en Sevilla. Porque así estamos celebrando la vida, el vivir, del que entrega ésta, honesta y generosamente, y la de aquél, que la toma y la hace la suya.
Escuchen los versos que aquí vamos a dejar. Pálpenlos como si los tuvieran en sus manos, sientan el frescor y vean como nos exponemos, como morimos por un instante. Escuchen los poemas que hasta aquí hemos traído. Y, sobre todo, háganlos suyos.

Sevilla, 17 de marzo de 2010


INSTITUCIONES Y ASOCIACIONES ADHERIDAS: 
Institución literaria Noches del Baratillo, Baratillo Joven CreAcción Poética, Grupo Literario Alborada (Tomares), Asociación APOLOYBACO, Asociación Artística y Literaria Itimad, Asociación Cultural y Literaria La Avellaneda, La Madeja, Colectivo de acción poética La Palabra Itinerante, Asociación Proyecto Fahrenheit 451, Las Personas Libro de Sevilla, Asociación Literaria Alhoja, Viaje a la Luna Cine Forum, Grupo Cuentacuentos Ombú, Plataforma de Artistas Chilango, Andaluces, Asociación de amigos del pintor Manaus (Valencia), Red Mundial de Escritores en español (REMES), Poetas del Mundo Uníos, Grupo Poético Elogio del Rebuzno (Burgos), Editorial Conteros S. L., Festival internacional de Poesía palabra en el Mundo, Asociación Cultural Naufragio (Lucena, Córdoba), Asociación cultural "El fuego de la utopía", ALAS Asociación Literaria de Alanís y Sierra Norte, Lapapaya.org Vitamina para tus sueños, La Comparsa mecánica (Madrid), Asociación Acciones Comunitarias Almerienses, La Asociación de Vecinos Casco Antiguo (Mairena del Aljarafe),  Francisco Basallote (Poeta y crítico literario),  José García Pérez (Director de PAPEL, Revista Literaria Papel Literario Digital), Salvador Moreno Valencia (Poeta, escritor, Director de la revista Letras, Subdirector de la revista Librepensador), Silvia Long-Ohni (Poeta, traductora y crítica de arte, Argentina), Fran Nuño (Poeta, editor y escritor),  Gabriel Impaglione (Poeta, Director de la revista de Poesía Isla Negra, Argentina),  Giovanna Mulas (Directora Rivista di letteratura Isola Nera, Italia), Luís E. Prieto (Director de Palabras Diversas, Corresponsable general de REMES, Presidente para España de la Unión Hispanoamericana de Escritores),  Manuel Guerrero (Poeta, Profesor de Lengua y Literatura Española, miembro del consejo de redacción de la revista Saigón), Jesús Solano (Poeta), Silvia Lázaro (Narradora, poeta y editora de "escritoras andaluzas"), María del Rosario Martínez Navarro (Departamento de Literatura Española, Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla)

miércoles, 10 de marzo de 2010

En defensa de la Fiesta Nacional


Sé y estoy concienciado de que estas letras van a levantar ampollas y de que me voy a granjear la enemistad de más de una persona que se pueda dar por aludida por lo que voy a escribir a continuación.
Corridas de toros sí o corridas de toros no. Pero siendo un humilde aficionado a este “arte” tan alabado por sus defensores y tan denostado por sus detractores, me da vergüenza ajena que sé esté debatiendo en el Parlamento Catalán la prohibición de la Fiesta Nacional. Quizá por esa denominación, y no por un amor infinito a la figura del toro es por lo que quieren quitarla del medio. Es que todo lo que suene a español allí le chirría en los oídos a cierta clase política. En vez de preocuparse en sacar adelante otras leyes más productivas para la región y que ayuden a paliar la crisis en la que nos encontramos inmersos, siendo como son una de las autonomías más beneficiadas por los presupuestos generales del estado, se entretienen en abrir un debate, que en mi opinión, es para marear la perdiz y apartar la mirada de la ineptitud de su gestión como políticos pagados por el resto del territorio nacional.
Ahora les formulo esta pregunta: ¿no les gusta el jamón o un buen chuletón de ternera a esos que están tan en contra de algo tan arraigado en nuestra cultura desde tiempos inmemoriales, que ya desde que los romanos poblaron Hispania hay constancia de festejos con dicho animal?; pues bien, cualquier cerdo o cualquier ternero sufre mucho más estrés en el transporte, así  como en su sacrificio, ¿Y no reparan en eso al ponerse en la mesa ante dichos manjares? ¡Cuanta hipocresía por Dios!
El toro bravo subsiste hoy día gracias a su lidia en la plaza de toros, ya que, morfológicamente, esta especie no es rentable para su comercialización por los costes que supone su mantenimiento. Es el rey de la dehesa, desde que nace hasta que llega a la plaza tiene las mejores tierras, los mejores pastos, mejor atención veterinaria que cualquier otro ganado. Por no decir que es una celebración extendida por medio mundo, copiada de nuestro país y defendida con más vehemencia que en parte del nuestro propio.
Hay que recordar que es el único animal que se puede ganar el indulto en la plaza, demostrando su bravura, su nobleza y sus ganas de luchar. Cierto es que pueden parecer crueles las suertes por las que ha de pasar, pero veo más cruel poner en riesgo la vida de un menor para culminar un castellet de muchos metros de altura, con riesgo de una caída fatal. Hay que recordar que la obligación del toro es coger al torero y la del torero acabar con el toro. Es una lucha de poder a poder, que cuando el matador se va a los medios a ejecutar su faena está a solas con uno de los animales más poderosos, capaz de  reventar las tablas de un burladero con un solo golpe.
Este tema da para mucho pero por desgracia este espacio es limitado y no se puede hacer una disertación en toda regla. Pero es una lástima que una nación se quiebre por mor de no sé qué independentismo absurdo, capaz de utilizar algo tan reconocido por escritores, poetas, pintores, cineastas, etc., a lo largo de la historia. Que se lo digan a Goya, Picasso, Lorca, y tantos y tantos que han venerado esta singular expresión de nuestra cultura, dentro y fuera de España. Si Ernest Hemingway levantara la cabeza.




Alberto Fernández Antúnez, marzo de 2010

lunes, 8 de marzo de 2010

Comunicado de prensa del Equipo Educativo del IES Fuente Juncal de Aljaraque (Huelva)

El miércoles, día 3 de febrero, se produjo un lamentable incidente en el IES Fuente Juncal, en el municipio onubense de Aljaraque, cuya víctima, de nuevo, volvió a ser un docente. Cuatro alumnos, de los que vienen al centro con lo puesto (en casa desconocen que han de llevar material escolar a clase, de ése que regalan), deciden entrar a deshora, una vez finalizado el recreo y de malos modos, todos a la vez al baño. La profesora, bajo el criterio que seguimos todos en el instituto, les conmina a entrar en el baño más próximo, el del gimnasio, de uno en uno. Ante tal ofensa, los alumnos se amotinan, acorralan a la docente y la insultan, colocando incluso una valla del gimnasio para que ésta no pase. Hasta aquí, una historia más, otra execrable página más para el anecdotario del profesorado (como la de la profesora agredida por una madre en el IES Fuentepiña, en Huelva capital, el viernes 29 de enero, por separar a su hija durante una pelea barriobajera en clase) que parece que ahí debe quedar en una mera sanción al alumno. Un mes a casa y, luego, pues si les apetece, que hagan otra, a ver si la siguiente es más sonada que la anterior.
Pero algo tiene que cambiar. Los profesores estamos hartos de ser el blanco fácil y gratuito de los desvergonzados, el blanco de ira -tras actuar de eterna guardería- de los padres y, en el mejor de los casos, unos pintamonas para el alumnado medio.
Para empezar, debiéramos hacer autocrítica; somos el colectivo más desunido e insolidario: no nos manifestamos ante agresiones, no presionamos a las Administraciones que venden nuestro pellejo al primer padre o madre que alza la voz, no reclamamos un pacto por la educación, ni nos manifestamos cuando en vez de gastar el dinero en profesores que sustituyan las bajas los tiran en ordenadores. Pero la larga historia de nuestras tragaderas es otro asunto para la reflexión y, llegados a este punto, si nadie va a ponernos en el sitio que nos corresponde, tendremos que hacerlo nosotros mismos.
Evidentemente, ni políticos, funcionarios de la administración, sindicatos o padres van a hacerlo. ¿Cómo ponerse de otra parte que no sea la del todopoderoso alumno y sus omnipotentes padres? Porque ahí, señores políticos, administrativos y periodistas, entre otros, es donde tal vez encuentren la respuesta. Pero eso no, a los niños ni tocarlos y, por ende, a los padres, que son quienes votan. ¿Cómo vamos a decirles que cometen una continua y alevosa negligencia en su labor educativa como progenitores? ¿Cómo acusarles por la displicencia con la que dejan actuar a sus vástagos? ¿Cómo reñirles cuando les premian con una videoconsola, una moto o muchísimos euros para gastar sin freno en recompensa a los lamentos que les transmitimos desde los centros? ¿Cómo ratificar su complicidad cuando excusan esas “cosas de niños” que son insultar a profesores, pegar a compañeros o tirar la oportunidad de poseer una formación académica gratuita?
Es más, como puede que os voten –a unos u otros, inútil distinción-, pues, como medida preventiva, y sin exigir nada a cambio, siquiera que sean capaces de educar y dominar a sus hijos –para eso están los profesores-, se les ofrecen aulas matinales, comedores, clases gratuitas por las tardes, becas generosísimas, libros y, ahora, ordenadores. Eso sí, sin necesidad que esa multiplicidad de derechos vaya acompañado de ningún tipo de deber.
Llegados a este punto, el equipo educativo y el personal administrativo y de servicios del Centro exige la actuación inmediata de la Administración, la reposición social de nuestro prestigio en función de la labor que desempeñamos, el respaldo de los medios de comunicación y, ante todo, la expulsión inmediata de los alumnos que han violentado, en otra nueva ocasión, la dignidad de un colectivo injustamente ninguneado desde todos los estamentos sociales.
Profesores y profesoras, maestros y maestras, ¿hasta cuándo vamos a seguir esperando a que el próximo no seamos nosotros? Basta ya de permitir la indiferencia o, en el mejor de los casos, el desprestigio al que somos sometidos a diario. Somos, aunque tal vez no lo sepamos, uno de los colectivos con mayor poder en esta sociedad. Porque, ¿qué pasaría si nos pusiésemos en huelga sólo una semana? ¿O un mes? ¿Incluso indefinidamente? ¿Qué otra salida nos dejan? Ya está bien de que sólo salgamos en prensa para que se cuestionen nuestras vacaciones, nuestro fracaso por los vergonzantes informes PISA o nuestra supuesta indolencia como profesores quemados.
Nuestra unión es la única salida. En ningún lado se permite que a un trabajador le impidan llevar a cabo su trabajo, ¿por qué nosotros sí lo permitimos? Sólo queremos que nos dejen trabajar y seamos reconocidos por ello (no nombramos siquiera la pérdida de poder adquisitivo que hemos sufrido en las últimas nóminas ni reclamamos subidas. Nadie que se elija ser docente aspira a hacerse rico).
La mayor crisis que puede sufrir un país no es la pérdida de riqueza, sino la de valores. Quien maltrata a sus mayores y maestros desprecia su futuro más inmediato y el esfuerzo que hicimos todos en un pasado, donde la educación precisamente no era un derecho, sino un privilegio.

Equipo Educativo del IES Fuente Juncal, Aljaraque (Huelva)


domingo, 7 de marzo de 2010

A mi tierra



Eres  la tierra divina  
Eres la amante del sol
Eres la flor clavellina
En la tarde de arrebol.

Cantando vas tu hidalguía
Cantando vas al amor
Cantando en bella  armonía 
Que dulcifica el dolor.

Te lloro cuando me ausento
Te admiro por tu grandeza
Te adoro por tu belleza.
Te entrego mi  sentimiento.

Por tus noches luminosas
Las estrellas y la Luna,
Han de sentirse envidiosas
Porque como tú ninguna.

Ocho tus provincias bellas,
Málaga y sus peteneras,
Granada entre las estrellas
Jaén de olivos primera,
Almería, la doncella,
Huelva la marinera,
Córdoba, sultana ella,
Cádiz  la piconera
Y Sevilla,  toda ella,
¡Reina de la primavera!

Trozo divino de España,
Por todo tu señorío,
Hoy, desde Alanís, tu espadaña,
Te canto con alegría:
¡Viva! ¡Viva! ¡Andalucía!

(c) Federico Serradilla Spínola, 28 febrero 2010

miércoles, 3 de marzo de 2010

Sentimiento Andaluz


En el verde de tus carnes, 
blanco cuchillo de plata 
clavó una noche la luna
desgarrando tus entrañas.
 Y ocho semillas brotaron
desde el fondo de tu alma
cubriendo de verde oliva
tu tez, morena y salada.
Ocho fueron los suspiros
que se quebraron al alba
con rumor de caracolas
y soles de espuma blanca.

De sudor bajó el olivo
y golpes sobre la azada
forjó la tierra un molino
de ilusiones y esperanzas.


Y en mil redes de tesón
puso el mar peces de plata
navegando sin timón
sobre vientos de añoranza.
La garganta se me rompe
y las palabras me sobran
para pregonar los nombres
de sangre vieja en tu historia.
Pero no encuentro palabras
que puedan cantar las glorias
del arte que se derrama
cada vez que se te nombra.
Andalucía, mi tierra.
Andalucía, señora.
Gitana de piel morena
o niña cristiana y mora.

En cada rincón del alma
guardas el duende que añora
meter entre tus volantes
las penas que te devoran

Y, desde un balcón abierto
entre acordes de guitarra,
cantarás ,andaluz, tus sentimientos
aunque el alma se te rompa.


¡VIVA ANDALUCÍA!

© Lola Franco, 28 de febrero de 2010