lunes, 8 de noviembre de 2010

Los Colores del Otoño

Se alzan ante mi como fantasmas desnudos. A su alrededor, describiendo piruetas lánguidas, las hojas caen, inquietantes, incesantes. El aire las mece cual remolinos lúcidos; ora hacia derecha, ora hacia izquierda. Domina el ocre; pero salpicando el lienzo, algún verde inveterado, sempiterno, emerge glorioso y desafiante, ingrávido. Verde perenne cual la esperanza humana. Arboles de otoño. Cuando el tiempo se empeña en recordarnos el símil de la vida. Cuando las horas tristes de la melancolía nos toman al asalto y nos empujan a nuestro particular infierno. Sinfonía de colores en un horizonte imposible. Domina el ocre, sí, pero también azules, violetas, marrones, rojos, verdes... Amplio espectro de luz redentora. Afortunado aquel que ve mas allá de ellos. Aquel que guarda su mirada tras los velos transparentes del alma.
Es otoño. Caen caducas las hojas del desengaño. Mantienen los pinos la esperanza en verde y la melancolía, ¡ay la melancolía!, nos invade a raudales las estancias del corazón...

(c) Luis Narbona Niza, 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario