jueves, 7 de octubre de 2010

Silencio I

Silencio; sólo silencio.
Nuestras vidas son sinfonías de silencios.
Nacer, morir, amar, SILENCIO.
Atardece. Es la hora del crepúsculo.
El cielo se puebla de nubes que se rompen;
desgarrándose en colores ocres y pardos.
Sobre la torre, revolotean un sin fin de pájaros
y con ellos, mi alma.
Se puede oír el silencio.
Un silencio embriagador que me llena de paz.
Sí, el pueblo es silencio.
Silencio los hombres que pasan,
los niños que juegan en la misma plaza
donde yo jugué,
las mujeres que aguardan estóicas
cualquier brizna de felicidad.
Silencio, el camino inexorable
de nuestras propias vidas.
Silencio, los recuerdos que se pierden
en nuestros corazones.
¡Qué hermoso es poder escuchar el silencio!

Luis Narbona Niza,
Revista de Feria y Fiestas 1990

Imagen: Leopoldo F. Espínola Guzmán

No hay comentarios:

Publicar un comentario