domingo, 25 de abril de 2010

Sobre el fondo hay...


Sobre el fondo hay un castillo
y una noria y una ermita,
y sobre el cenit, jugando,
volando mil golondrinas.

Nubes que pasan dibujan
formas que emulan e imitan
gigantes de nuevo cuño,
guerreros de mala espina,
fantasmas que asemejaran
criaturas de pesadillas;
imágenes caprichosas
que en la mente resucitan
los temores infantiles
que nuestras almas habitan.

Es la tarde la que llega
bien puntual a su cita,
dibujando el horizonte
de colores y desdichas.

Ocres, azules y pardos,
risas, llantos y caricias
y el ocaso que se acerca
poniendo fin a los días.

Llega la noche, serena,
bella, enigmática, altiva,
como un manto que cubriera
las esperanzas cautivas.

Hombres que sueñan y viven
vidas que apenas palpitan,
se asoman a la ventana
que su universo recita
en forma de versos tristes
que cantan sus tristes vidas...
Solo hay almas esperando
que llegue el fin de los días....


© Luis Narbona, abril 2010

1 comentario: