domingo, 18 de abril de 2010

Carta a un amigo



Estimado amigo:
Después de ver, perplejo, la polémica levantada a raíz de una simple crítica teatral, lamento profundamente que estés pasando por momentos desagradables debido a la misma. Quiero, como amigo tuyo que me considero, exponer mi análisis de lo que, según mi punto de vista, ha ocurrido.
Tu crítica esta elaborada a partir de tus sentimientos, lo que pudiste contemplar te impacto y es eso lo que plasmaste en tu escrito, todo visto desde ese prisma y sin dejarte influir por ninguna teoría teatral.
En definitiva, una crítica teatral elaborada desde una perspectiva muy particular y nada más. Después la desvinculas y la utilizas como objeto reivindicativo. Comprendo perfectamente tu inquietud y como buen Alanicense que eres reclamas la atención de los tuyos e intentas remover las conciencias de tus paisanos con la clara idea de que intenten implicarse más, apoyando todas las iniciativas de forma que no dejen perder más tradiciones y si es posible recuperar las perdidas.
Estoy contigo, las tradiciones conforman el signo de identidad de los pueblos.
Pero apreciado amigo, conociéndote como te conozco, no me cabe la menor duda de que en algún rincón perdido de tu escritorio se encuentra el folio que se te traspapeló y que falta para concluir tu artículo en el cual haces una mención especial, no solo al grupo de teatro, ¿qué somos nosotros, si no una milésima parte o quizás menos de lo que tenemos?, si no a todos esos colectivos que son los verdaderos culpables de que Alanís sea un pueblo“vivo”, - artesanos, escritores, poetas, músicos, deportistas, bailarines, pintores, cantantes, periodistas, actores, etc.- y a todas esas personas que desde la sombra y con su trabajo contribuyen día a día a ser de Alanís lo que, para mí, siempre ha sido desde que lo descubrí un pequeño gran pueblo.
Siempre tu amigo, Pepe Morales.
Grupo Teatral Al-Haniz
Posdata: Por favor, si olvido algún colectivo, discúlpenme y añádanlo en comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario