domingo, 24 de enero de 2010

Ecos tristes (I)




I

Desde que amanece
ya están cantando
al frescor del alba
y al cielo claro.
Desde que amanece,
las golondrinas,
tras el alféizar blanco
y tras las cortinas.


II

Desde que amanece,
en los balcones,
como suspiros llevan
los corazones.
Desde que amanece,
dueñas del aire,
surcando el firmamento
con su donaire.


III

Desde que amanece,
mi amor con ellas,
recorriendo el cielo
tras las estrellas.
Desde que amanece,
si, desde el alba,
una niña que llora,
otra que aguarda.

© Luis Narbona Niza (Revista de Alanís 1987)

miércoles, 13 de enero de 2010

Soneto de Alanís



Los Leones, Zapata, Castellanos,
un Espino y derroche de bravura
de este pueblo forjaron la cultura,
mezcla de lo divino y de lo humano.


No eres ni religioso, ni pagano,
tus creencias las llevas con soltura,
y no has de menester de mano dura
para poder regirte con la mano.


Tu fama, mientras tanto, está dormida
y el detonante de una voz espera
que la encumbre más alto que la gloria.


Alanís de mi alma y de mi vida,
yo quisiera dormir cuando yo muera
en la sombra bendita de tu historia.

© Joaquín Ronquillo, junio de 1984
 (q.e.p.d.)